DEATH PROOF (2007)

tmp025.jpg

 Death proof. 2007. USA. Director y guionista: Quentin Tarantino. Intérpretes: Kurt Russell, Rosario Dawson, Vanessa Ferlito, Jordan Ladd, Rose McGowan, Sydney Tamiia Poitier, Tracie Thorns, Mary Elizabeth Winstead, Zoe Bell. 114 min.

Tras el estreno de Planet terror, del irregular Robert Rodriguez, llega a nuestras pantallas la mitad rodada por Quentin Tarantino del proyecto Grindhouse en el que los directores homenajean el cine de serie B de terror y acción. Concretamente, en Death proof se rememora el cine de persecuciones automovilísticas con tipos duros, psicópatas y chicas cañón. Así, tenemos a un Kurt Russell que a bordo de su potente vehículo a prueba de muerte persigue y asesina a chicas jóvenes provocando accidentes contra sus coches.

Pero el genio de Tarantino no solo se dedica a la parodia/homenaje de alto presupuesto como hace Rodriguez en su película, sino que lleva el film totalmente a su terreno lo que engrandece la cinta y hace que nos la tomemos más en serio. Así, los en apariencia intrascendentes diálogos entre los personajes son el verdadero motor de la trama, con momentos sublimes como la conversación en el porche del bar, la negociación de Rosario Dawson o el baile privado que ofrece Vanessa Ferlito a un salido Kurt Russell. Pero no queda ahí la cosa, sino que cuando aparece la acción, Tarantino da una lección a tanto efecto digital que inunda las películas en la actualidad rodando a la vieja usanza y consiguiendo resultados mucho más espectaculares. Así, la escena del accidente automovilístico hacia mitad de la película vista desde 4 puntos de vista pasará a la historia del cine por su fuerza y originalidad.

La cinta tiene una duración mayor que cuando en Estados Unidos se proyectó conjuntamente con Planet terror, lo que hace que las escenas con los brillantes diálogos se hagan a veces un poco largas, pero revisitando la cinta nos damos cuenta de que los personajes quedan mucho más enriquecidos de esta manera.  Otro rasgo característico de Tarantino y que en esta película destaca sobremanera es la excelente música seleccionada para la ocasión, con ritmos setenteros que nos hacen bailar en la butaca.

En definitiva, que Tarantino ha vuelto a hacer una película soberbia y no se ha quedado en el homenaje como pura diversión sino que ha hecho su propia película basándose en la estética de los 70 y en el estilo de la serie B.

Lo mejor: Su ritmo endiablado.

Lo peor: No sabemos que pasa entre la bella Lee y el vendedor del coche.

Valoración (de 0 a 5): 4

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: