LA PROMESA (1996)

tmp011.jpg

La promesse. 1996. Bélgica – Francia – Luxemburgo. Directores y guionistas: Jean-Pierre y Luc Dardenne. Intérpretes: Jérémie Renier, Olivier Gourmet, Assita Ouedraogo, Rasmane Ouedraogo, Frédéric Bodson, Hachemi Haddad. 90 min.

Galardonada con la espiga de oro del festival de cine de Valladolid, esta cruda película nos cuenta la vida de Igor, un adolescente belga que ayuda a su padre en sus negocios de construcción utilizando inmigrantes ilegales a los que da alojamiento. Un día, uno de los inmigrantes fallece en un accidente laboral al tratar de esconderse ante la presencia de un inspector de trabajo, lo que hará reflexionar a Igor que dejará de lado a su padre para ayudar a la mujer e hijo del fallecido.

El estilo casi documental de los hermanos Dardenne resulta tremendamente adecuado para narrarnos esta tremenda historia que dejará tocado a más de uno. Estamos ante una película comprometida pero que no trata de ser dogmática, sino que presenta los hechos con una crudeza y realismo tal que es el propio espectador quien abrirá los ojos ante esta dura realidad por sí mismo. Ya advertimos en ésta, una de las primeras cintas de ficción de los hermanos Dardenne, su particular estilo de hacer cine con la cámara siguiendo a los personajes muy de cerca, utilizando la cámara en mano con asiduidad (aunque menos mareante que en futuras películas de la pareja), con escasez de diálogos y con largos planos en escenas aparentemente intrascendentes pero que nos dicen mucho de los personajes y su personalidad.

Las interpretaciones de los actores son absolutamente formidables, siendo espectacular el realismo con el que el veterano Olivier Gourmet dota a su cruel personaje, un hombre sin ética ni escrúpulos que antepone el dinero y su propio bienestar a cualquier otro hecho por dramático que sea.

Un cine comprometido y necesario que no se olvida a las primeras de cambio y que somete al espectador a una dura reflexión sobre la vida de los inmigrantes y la falta de escrúpulos de quienes se ganan la vida con su comercio. Aunque no todo es dolor en esta cinta, ya que el joven Igor deja una puerta abierta a la esperanza al seguir los dictados de su mente pese a lo duro que le llega a resultar. Y es que esta película esconde tras la trama principal un complejo análisis de la relación entre un padre y su hijo, tratado con una exquisitez que ya quisieran para sí muchos directores de dramas convencionales.

Lo mejor: La escena del karaoke, una gota de humor en medio de tanto pesar (aunque bien mirada la escena deja la sonrisa helada).

Lo peor: Que se pueda pensar que simplemente es una cinta de denuncia cuando esconde mucho más.

Valoración (de 0 a 5): 4,5

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: