ACADEMIA RUSHMORE (1998)

tmp014.jpg

Rushmore. 1998. USA. Director: Wes Anderson. Guionistas: Wes Anderson y Owen Wilson. Intérpretes: Jason Schwartzman, Bill Murray, Olivia Williams, Seymour Cassel, Brian Cox, Connie Nielsen, Luke Wilson, Mason Gamble, Sara Tanaka, Stephen McCole. 93 min.

Esta disparatada comedia nos narra las vivencias de un joven estudiante de la escuela Rushmore, una de las más prestigiosas de los Estados Unidos. Se trata de un muchacho hiperactivo, con una imaginación desbordante y metido en multitud de clubs y sociedades estudiantiles aunque como estudiante es un auténtico desastre. Los acontecimientos comenzarán a precipitarse cuando caiga enamorado de una bella profesora de la escuela. 

Nos encontramos ante la segunda comedia dirigida por el inclasificable Wes Anderson, un director considerado de culto hoy en día, capaz de levantar odios y pasiones a partes iguales con sus comedias descacharrates. Su sello de autor queda patente en esta cinta como anticipo de lo que serán sus obras posteriores, contando con una fuerte carga irónica y un estilo visual impactante. Destaca una banda sonora brillante, con grandes temas perfectamente insertados en la acción. El guión, escrito junto al actor Owen Wilson, es de una imaginación desbordante y sirve como reflexión acerca de los sueños frustrados de la juventud. Está plagado de secuencias cómicas con un cierto tono surrealista, siendo algunas de ellas de una simpleza que puede repeler a los cinéfilos más puristas. 

Cabe destacar a los actores protagonistas de esta inclasificable comedia, un Bill Murray estupendo en un irónico papel que borda con maestría y que se convertirá en actor fetiche del director, una preciosa Olivia Williams como profesora bienintencionada y al debutante Jason Schwartzman como absoluto protagonista en una magistral interpretación del controvertido estudiante, con sus gafas gigantes y su cara de empollón que no ha roto un plato en su vida. La complicidad entre los actores, con escenas en las que con la simple mirada crean un gag, es una de las claves del éxito de la cinta. 

Una comedia estudiantil nada común, que crispará los nervios de más de uno, pero que divertirá (y mucho) a quien sea capaz de conectar con el particular universo de Wes Anderson. 

Lo mejor: La conexión Schwartzman-Murray-Williams. 

Lo peor: Que se pueda confundir con una comedia juvenil al uso. 

Valoración (de 0 a 5): 3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: