EL VIENTO QUE AGITA LA CEBADA (2004)

tmp03.jpg

The wind that shakes the barley. Irlanda – Gran Bretaña – Italia – Alemania – España – Francia. 2006. Director: Ken Loach. Guionista: Paul Laverty. Intérpretes: Cillian Murphy, Padraic Delaney, Liam Cunningham, Orla Fitzgerald, Mary O’Riordan, Mary Murphy, Martin Lucey, Damien Kearney, Laurence Barry, John Crean. 127 min. 

Cuestionada palma de oro en el festival de Cannes de 2006, esta película nos sitúa en la Irlanda de 1920 donde dos hermanos se alistan en la guerrilla que lucha contra las tropas británicas que han sido enviadas para sofocar las aspiraciones independentistas de Irlanda. La evolución de los acontecimientos hará que la forma de pensar de ambos se vaya distanciando hasta alcanzar un punto sin retorno. 

Alejándose de los dramas sociales situados en la época actual a los que nos tiene acostumbrados, el director británico Ken Loach nos ofrece una sólida película con un guión compacto y una impecable dirección, pero que adolece de mantener un único punto de vista en la narración, lo que unido a las intenciones aleccionadoras del director resta cierta credibilidad a los dramáticos acontecimientos narrados. 

Recordando a la aclamada Tierra y libertad (Ken Loach, 1995), la película ofrece momentos de gran crudeza e intensidad dramática, especialmente en su recta final, pero atraviesa fases de un cierto aburrimiento en su alargado metraje. Pese a ello, la película consigue emocionar en más de una ocasión ofreciendo un acertado análisis de las dramáticas consecuencias que la guerra y los extremismos provocan entre vecinos e incluso entre personas de una misma familia. 

El reparto constituido por actores poco conocidos brilla como es habitual en el cine de Loach con la salvedad del protagonista, Cillian Murphy, que se resulta un tanto frío y poco convincente en momentos puntuales en su complejo papel. 

Una emotiva cinta con pretensiones de resultar épica pero que se queda en una correcta película impregnada de potentes sentimientos que nos tocan la fibra sensible, lo cual no es poco.

Lo mejor: La dos dramáticas ejecuciones a sangre fría.

Lo peor: Sus ínfulas de grandeza.

Valoración (de 0 a 5): 3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: