PRISON BREAK TEMPORADA 3 (2007)

prison-break.jpg

Prison break season 3. USA. 2007. Creador: Paul Scheuring. Intérpretes: Wentworth Miller, Dominic Purcell, Robert Knepper, Jodi Lyn O’Keefe, Chris Vance, Robert Wisdom, Danay García, William Fichtner, Wade Williams, Amaury Nolasco, Marshall Allman. 13 capítulos de 40 minutos.

La tercera temporada de esta adictiva serie nos sitúa en una prisión panameña llamada Sona en la que se ven internados el inevitable protagonista Michael Scofield (Wentworth Miller) junto a los habituales T-Bag, Mahone y Bellick. Allí dentro deberá localizar a un tal James Whistler y ayudarle a escapar, ya que en caso contrario serán asesinados su novia la doctora Tancredi y su sobrino L.J., los cuales están secuestrados por una banda mafiosa. Desde fuera de la cárcel Lincoln Burrows, hermano del protagonista, junto a la novia de Whistler tratarán de ayudar a Scofield en su cometido.

Tras el éxito de la primera entrega que transcurría en una prisión en su totalidad, y viendo que la saga se deshinchaba en la segunda parte al sacar a los protagonistas a la calle, esta tercera temporada nos devuelve a una cárcel y a un plan de fuga, aunque dando el toque exótico de sacar a nuestros protagonistas de los Estados Unidos y de tratarse de una prisión absolutamente salvaje, sin carceleros en su interior, dejada en manos de los presos que se rigen allí dentro bajo sus normas. Como consecuencia de ello aparecerán nuevos personajes como el Lechero (Robert Wisdom), el líder de la prisión junto a su séquito de matones, o el mencionado James Whistler (Chris Vance) a quien deberán ayudar a escapar. Esto va a conferir a la serie una cierta frescura en los primeros capítulos, que rápidamente se convertirá en rutina ante el poco juego que da la situación.

Más interesante resulta la parte externa a la prisión, donde el torpe Lincoln Burrows (Dominic Purcell) tendrá que lidiar con la mala más terrorífica de la televisión desde los tiempos de la “lagarta” Diana de la mítica serie V (Kenneth Johnson, 1983). Se trata de Susan B. Anthony (Jodi Lyn O’Keefe), una extorsionadora capaz de las atrocidades más despiadadas con tal de conseguir sus objetivos.

La rutina de los episodios sigue el esquema de las entregas anteriores, con acción a raudales, sorpresas continuas, giros inesperados en el guión y situaciones aparentemente irresolubles al final de cada capítulo que, pese a lo poco creíbles que pueden resultar, crean una adicción en el espectador que muy pocas series han logrado jamás.

Droga pura inyectada en vena que nos hace disfrutar pese a repetirse en exceso y abundar las situaciones poco realistas.

Lo mejor: La malvada Susan B. Anthony.

Lo peor: Su inverosimilitud.

Valoración (de 0 a 5): 2,5

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: