IRON MAN (2008)

Iron man. USA. 2008. Director: Jon Favreau. Guionistas: Mark Fergus, Hawk Ostby, Art Marcum y Matt Holloway, basados en los comics creados por Stan Lee, Jack Kirby, Don Heck y Larry Lieber. Productores: Avi Arad y Kevin Feige. Fotografía: Matthew Libatique. Música: Ramin Djawadi. Intérpretes: Robert Downey Jr., Terrence Howard, Gwyneth Paltrow, Jeff Bridges, Stan Lee, Leslie Bibb, Clark Gregg, Shaun Toub, Faran Tahir. 126 min.

Como no sólo de obras maestras vive el cinéfago, vamos con el rápido repaso a unos cuantos estrenos más o menos recientes y a algunos filmes de terror aún inéditos en España. Y empezamos con la cacareada Iron man, versión para la pantalla grande del clásico héroe de la armadura dorada de los comics Marvel. En la cinta se nos presenta al multimillonario y playboy Tony Stark, un fabricante de armas que durante su secuestro a manos de una banda de terroristas internacionales construye una sensacional armadura con la que impartirá justicia.

Se trata de la típica película de superhéroes post 11-S, espectacular, aparatosa, con amenazas terroristas a nivel mundial, pero absolutamente vacía bajo su falsa apariencia de cine comprometido. Si bien su arranque es aceptable, con momentos a lo James Bond, de la que se llega incluso a samplear un trozo de su banda sonora, la cosa decae rápido en cuanto se produce el secuestro del multimillonario de marras. Y es que resulta una auténtica tomadura de pelo toda la escena del origen del superhéroe, ya que la situación planteada carece de toda lógica ni aún aceptando las bases del juego del cine fantástico. El guión, de una simpleza alarmante y para el que incomprensiblemente han hecho falta cuatro escritores, pretende que nos creamos que nuestro protagonista es capaz de construir una armadura futurista llena de armas y tecnología punta en una miserable cueva bajo la atenta vigilancia de una banda terrorista, cuyo encargo era que construyera un misil. Resulta absurdo ver a Stark manejando brazos y piernas metálicos mientras los secuestradores le miran tan contentos.

La chulería y sarcasmo con la que Robert Downey Jr interpreta a Tony Stark resulta divertida y adecuada, dando un toque diferenciador frente a otras películas del género a la vez que le resta seriedad y pretenciosidad al producto. Pero estos aciertos se van al garete cuando se comienza a reflexionar sobre temas serios como la venta de armas, ya que se realiza de forma burda, simplona y muy convencional. No digamos ya el cambio de actitud que se produce en el protagonista, que resulta muy poco creíble y realista. El resto de actores se muestran deplorables en papeles planos y sin sentido, especialmente un Jeff Bridges totalmente pasado de vueltas interpretando a un personaje absurdo, tópico y previsible.

Sólo se pueden destacar los momentos de acción, rodados de forma espectacular con un sonido atronador y grandes efectos visuales. Especialmente destacada es la primera aparición de Iron man enfundado en su armadura negra, así como la gran batalla final. En definitiva, espectacular en el terreno audiovisual pero naufragando en su estúpido guión y burda moraleja.

Lo mejor: La introducción del puño de Gwyneth Paltrow en el corazón de Stark.

Lo peor: La inverosímil construcción de la primera armadura.

Valoración (de 0 a 5): 1,5

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: