REBOBINE, POR FAVOR (2008)

Be kind rewind. USA. 2008. Director y guionista: Michel Gondry. Productores: George Berman y Julie Fong. Fotografía: Ellen Kuras. Música: Jean-Michel Bernard. Intérpretes : Mos Def, Jack Black, Danny Glover, Mia Farrow, Melonie Diaz, Irv Gooch, Chandler Parker, Arjay Smith, Quinton Aaron. 101 min.

Dos jóvenes alocados quedan al cargo de un viejo video-club de barrio dedicado al alquiler de películas en VHS. Pronto descubrirán que han provocado la destrucción involuntaria del contenido de las cintas tras intentar sabotear una central eléctrica, por lo que tendrán que rodar ellos mismos las películas para evitar defraudar a sus clientes.

Estamos ante la nueva marcianada del inclasificable Michel Gondry, una película alocada y carente de toda lógica, pero que es capaz de encandilar al espectador con su desbordante imaginación a la vez que muestra un cariño especial por el séptimo arte con continuos homenajes a diferentes películas de éxito. Es Gondry un director odiado y amado a partes iguales, capaz de sacar de sus casillas a los cinéfilos de carácter más clásico y que personalmente nunca me ha acabado de convencer con sus largometrajes, todo lo contrario que con sus maravillosos video-clips musicales llenos de ritmo, frescura y originalidad. Pero puede que haya sido con esta disparatada comedia con la que más haya disfrutado de su corta filmografía, especialmente después de darle por perdido como director ante su soporífera última producción, La ciencia del sueño (2006).

Si bien al principio nos cuesta un poco entrar en situación, rápidamente nos encariñamos con los alocados protagonistas, un divertidísimo Jack Black en un papel hecho a su medida que resuelve con abrumadora naturalidad y soltura, y un melancólico Mos Def que nos muestra la parte más humana y sensible de un barrio humilde tratando de recuperar la figura de su idolatrado músico Fats Waller. El elenco de secundarios encabezado por Mia Farrow, Melonie Diaz y Danny Glover resulta también muy brillante, y destacaría en especial a los numerosos niños del barrio que se mueven con una soltura y naturalidad pasmosa ayudando a los protagonistas en su absurdo cometido a lo largo de todo el metraje.

Las revisiones que se realizan de las películas del video-club son divertidísimas y están rodadas con el frenético ritmo característico del director francés. Resulta tan absurdo todo lo que ocurre que acabamos aceptándolo y dejándonos llevar, lo cual hace que la película resulte perfectamente disfrutable pese a la simpleza de su guión.

Lo mejor: La perfecta mezcla entre disparate y melancolía.

Lo peor: Ahuyentará a todo aquel que no acepte las reglas del juego que Gondry establece.

Valoración (de 0 a 5): 3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: