VIERNES 13 (1980)

Friday the 13th. USA. 1980. Director y productor: Sean S. Cunningham. Guionista: Victor Miller. Fotografía: Barry Abrams. Música: Harry Manfredini. Intérpretes: Betsy Palmer, Adrienne King, Harry Crosby, Laurie Bartram, Jeannine Taylor, Kevin Bacon, Mark Nelson, Robbi Morgan, Peter Brouwer. 95 min.

En una fecha como la de hoy es necesario revisitar esta mítica cinta de terror juvenil para todo aficionado al terror que se precie. Se trata de un cinta que marcó una época e inició una de las sagas más duraderas y prescindibles del género de terror moderno. Tras los horribles crímenes cometidos años atrás, el camping Crystal Lake vuelve a abrir sus puertas para regocijo del psicópata asesino que allí se esconde y que dará buena cuenta de los inconscientes jóvenes que se acerquen por allí.

Ciertamente la película aporta muy poco a un género del que ya existían precedentes de mayor calidad en el momento de su estreno, como la olvidada Black Christmas (Bob Clark, 1974) o la notable La noche de Halloween (John Carpenter, 1978), por poner dos ejemplos. Pero la cinta supuso un éxito de público sin precedentes que puso de moda el slasher y que sirvió para crear un nuevo psicópata para la posteridad, el desfigurado Jason Voorhees, que por cierto tan sólo aparece en una de las últimas escenas de esta película pero que protagonizaría las secuelas de la misma.

La película es plana y previsible, aunque asegura un rato entretenido y sin complicaciones. Los personajes carecen de personalidad e interés, pero cumplen su misión de ser masacrados mediante diversos instrumentos afilados. Los efectos especiales de Tom Savini resultan efectivos y los sustos y situaciones de tensión están correctamente dosificados. Hoy en día pasaría absolutamente desapercibida, pero en su momento supuso un revuelo que generó legiones de seguidores, y ahí reside el auténtico valor de la cinta.

Con el paso de los años algunos fans del terror han renegado de esta película, lo cual me parece injusto a pesar del justito nivel de la misma ya que se trata de un clásico moderno del género. Es una película que da lo que se presume de ella y no engaña a nadie, al contrario de algunos directores modernos que mediante grandes artificios nos entregan refritos de estos clásicos bajo la apariencia de algo novedoso.

Lo mejor: La muerte de Kevin Bacon en la cama.

Lo peor: Las infinitas secuelas.

Valoración (de 0 a 5): 2

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: