POLTERGEIST (1982)

Poltergeist. USA. 1982. Director: Tobe Hooper. Guionistas: Steven Spielberg, Michael Grais y Mark Victor. Productores: Frank Marshall y Steven Spielberg. Fotografía: Matthew F. Leonetti. Música: Jerry Goldsmith. Intérpretes: Craig T. Nelson, JoBeth Williams, Beatrice Straight, Dominique Dunne, Heather O’Rourke, Oliver Robbins, Zelda Rubinstein, Michael McManus. 114 min.

Y ya que estamos con clásicos modernos del terror nos adentramos en la casa encantada más famosa de la historia del cine gracias al genio del acaudalado Spielberg, donde una familia de clase media con dos niños pequeños comenzará a padecer fenómenos extraños hasta llegar a la desaparición de Carol Anne, la hija pequeña de la familia. Investigadores paranormales tratarán de esclarecer los hechos y recuperar a la niña desaparecida.

Criticada por los puristas del género ante su estilo edulcorado impuesto por el productor y guionista Steven Spielberg, la película resulta un entretenimiento perfecto que no ha perdido un ápice de su fuerza y tensión con el paso de los años. Es cierto que los fans de Tobe Hooper, director de la impactante La matanza de Texas (1974), esperaban algo muy distinto de este producto, pero la película mantiene la tensión del espectador durante su metraje contando con momentos verdaderamente aterradores a pesar de tratarse de un producto apto para toda la familia.

La película cuenta con unos excelentes efectos especiales y contiene varias escenas memorables como la de las sillas sobre la mesa de la cocina o la niña deslizándose por el suelo con un casco en la cabeza, por no hablar de la mítica frase “ya están aquí…”. Además, la interpretación de los padres es soberbia, transmitiendo su nerviosismo y desconcierto de forma muy creíble. La cinta está muy equilibrada salvo en el tramo final, que resulta alargado en exceso cuando la película se hubiera podido cerrar minutos antes de manera más efectiva. Por otra parte, la música está demasiado presente en todas las escenas, llegando a resultar algo cargante.

Pese a los continuos guiños infantiles spielbergianos, como la guerra de mandos a distancia con el vecino o la caída de un ciclista cuando los niños juegan con sus coches teledirigidos, estamos ante un clásico moderno de terror apto para todos los públicos aunque no por ello menos disfrutable.

Lo mejor: La primera incursión de los investigadores paranormales en la casa tras una brillante elipsis.

Lo peor: La redundante y exagerada recta final.

Valoración (de 0 a 5): 3,5

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: