VEREDICTO FINAL (1982)

The veredict. USA. 1982. Director: Sidney Lumet. Guionista: David Mamet, basado en la novela de Barry Reed. Productores: David Brown y Richard D. Zanuck. Fotografía: Andrej Bartkowiak. Música: Johnny Mandel. Intérpretes: Paul Newman, James Mason, Charlotte Rampling, Roxanne Hart, Elden Ratliff, Milo O’Shea, Lindsay Crouse, Edward Binns, Wesley Addy, Julie Bovasso. 129 min.

Seguimos con películas de abogados, en este caso con una producción del veterano Sidney Lumet en la que un abogado venido a menos y que pasa su tiempo bebiendo y jugando al pinball acepta defender a los familiares de una paciente en un caso de negligencia médica, tomándoselo como una cuestión personal y negándose a aceptar las cuantiosas ofertas económicas que le ofrecen por llegar a un acuerdo.

Estamos ante un duelo al estilo David contra Goliat, donde se ensalzan los méritos del pequeño poniendo claramente de su parte al espectador. Por una parte tenemos a un abogado de segunda, con escasez de medios y una vida poco ordenada en un perfecto papel de antihéroe que defiende una causa justa. Frente a él un bufete de lo más experimentado, plagado de picapleitos que ensayan las declaraciones hasta el más mínimo detalle y no dudan en intimidar a quien pueda ocasionarles problemas. Además nos encontramos con que los rivales de esta familia que busca justicia desesperadamente están representados por algunos de los grandes poderes clásicos, en este caso compuestos por el clero, los doctores y hasta la propia magistratura, representada por un juez del todo detestable. Es natural por lo tanto que el atractivo aunque avejentado Paul Newman las pase canutas para sacar adelante un juicio que tiene perdido antes de empezar y despierte la simpatía del espectador pese a lo poco atractivo de su personalidad.

Mediante un estilo seco y contundente Lumet nos sumerge en esta trama judicial excelentemente interpretada por el dandy de ojos azules, el cual se encuentra estupendamente secundado por el pertinaz James Mason y una turbadora Charlotte Rampling. La película no tiene tiempo para florituras ni situaciones trilladas, apartándose de las fórmulas convencionales de las películas de este género para ahondar en la personalidad del abogado y en el mundo que le rodea.

Una película sobria y algo distante pero contundente en sus resultados y potente en los momentos clave, que cuenta con un buen guión y unas interpretaciones memorables.

Lo mejor: Newman como antihéroe.

Lo peor: Pese a todo, no me llego a creer el veredicto del jurado.

Valoración (de 0 a 5): 4

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: