SUSPENSE (1961)

The innocents. Gran Bretaña. 1961. Director y productor: Jack Clayton. Guionistas: William Archibald y Truman Capote, basados en la novela Otra vuelta de tuerca de Henry James. Fotografía: Freddie Francis. Música: Georges Auric. Intérpretes: Deborah Kerr, Peter Wyngarde, Megs Jenkins, Pamela Franklin, Martin Stephens, Michael Redgrave. 100 min.

Pasamos de la fantasía al terror con una sobrecogedora historia en la que se nos presenta a una peculiar institutriz, la cual se traslada a una solitaria mansión para ocuparse del cuidado de dos niños huérfanos. Una vez allí sentirá que una extraña presencia se manifiesta en la casa ejerciendo una poderosa influencia sobre los niños.

Se trata de una magnífica cinta de fantasmas que consigue estremecer al espectador a pesar del tiempo transcurrido desde su rodaje, gracias a una atmósfera desasosegante y un clima de misterio a lo largo de todo su metraje. La presencia de los dos niños, que a priori resultan simpáticos y bondadosos, se va volviendo cada vez más inquietante lo cual, sumergido en un entorno tan tétrico como es la enorme mansión en la que habitan y unido a una banda sonora que incluye canciones de lo más siniestro, consigue un envoltorio aterrador sin necesidad de recurrir a efectos especiales ni sustos baratos.

La interpretación de Deborah Kerr es sublime, comportándose como una auténtica madre con los chavales, incluso mostrándose excesivamente complaciente y protectora. Lo mejor de su actuación es como consigue mezclar esa ternura con momentos de cierto desquiciamiento en los que dudamos de la salud mental de la protagonista. Los niños, a su vez, realizan una interpretación antológica y consiguen estremecernos con sus juegos y cánticos, especialmente el niño que con su atenta mirada y su maduro vocabulario resulta un ser de lo más inquietante. La niña también protagoniza momentos muy destacados, como el ataque de histeria que padece cuando la institutriz le obliga a afrontar lo que tiene delante.

Se trata de una producción muy madura, con un brillante guión que se aleja de los parámetros más comerciales y que ha servido de inspiración a películas recientes de gran repercusión como la galardonada Los otros (Alejandro Amenábar, 2001).

Lo mejor: La atmósfera perturbadora.

Lo peor: Un final un poco brusco.

Valoración (de 0 a 5): 3,5

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: