LA INVASION DE LOS ULTRACUERPOS (1978)

Invasion of the body snatchers. USA. 1978. Director: Philip Kaufman. Guionista: W.D. Richter, basado en la novella de Jack Finney. Productor: Robert H. Solo. Fotografía: Michael Chapman. Música: Denny Zeitlin. Intérpretes: Donald Sutherland, Brooke Adams, Leonard Nimoy, Jeff Goldblum, Veronica Cartwright, Robert Duvall, Art Hindle, Lelia Goldoni, Kevin McCarthy, Don Siegel, Tom Luddy. 115 min.

Siguiendo con el fantástico, nos metemos de lleno en este digno remake de la obra de Don Siegel, en esta ocasión contándonos la suplantación de las personas que ejerce una raza extraterrestre en una gran ciudad norteamericana.

La película sabe desmarcarse notablemente de su predecesora y, pese a tomar también la obra de Jack Finney como referencia, nos ofrece un punto de vista muy distinto al de Don Siegel, al cual incluso logra superar en algunos aspectos. Aquí la sensación de pesimismo es mucho más notable, ya que estamos hablando de la invasión de una gran ciudad como San Francisco y no de un pequeño pueblo, lo cual nos da muchas menos opciones de esperanza de conseguir un final positivo. Esto, unido a la forma un tanto oscura de rodar del director, provoca una sensación de inquietud y desasosiego mucho más acentuada. Además, los brillantes efectos especiales se encargan que mostrarnos lo repugnante del proceso de transformación de los alienígenas al salir de sus míticas vainas.

Los protagonistas son personajes muy reales, con un Donal Sutherland magnífico que no para de moverse por todas partes evitando caer en brazos de Morfeo. El resto del reparto también cumple a la perfección, olvidándose el director de las típicas subtramas de relleno y carentes de interés que tanto abundan en este tipo de cine. Este acertado reparto unido a lo creibles que resultan los personajes hacen que, gracias al competente guión de W.D. Richter, la película cale más hondo en la audiencia que su predecesora.

Se nota que a la obra de Finney se le puede extraer mucho jugo ante la alta calidad de estas dos primeras versiones rodadas. Inferiores, aunque en ningún caso desastrosas, resultan las siguientes versiones que se han rodado hasta la fecha: Secuestradores de cuerpos (Abel Ferrara, 1993) e Invasión (Oliver Hirschbiegel – James McTeigue, 2007). En definitiva, un remake que resulta igual de bueno que su predecesor al no tratar de copiarlo sino de dar un nuevo punto de vista de una gran historia que ya forma parte del saber popular.

Lo mejor: El aterrador plano final de Donald Sutherland, no por esperado menos inquietante.

Lo peor: ¿De dónde sale ese perro con rostro humano?

Valoración (de 0 a 5): 3,5

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: