LOS TESTIGOS (2007)

Les témoins. Francia. 2007. Director: André Techiné. Guionistas: André Techiné, Laurent Guyot y Viviane Zingg. Productor: Saïd Ben Saïd. Fotografía: Julien Hirsch. Música: Philippe Sarde. Intérpretes: Michel Blanc, Emmanuelle Béart, Sami Bouajila, Julie Depardieu, Johan Libereau, Constance Dollé, Lorenzo Balducci, Alain Cauchi, Raphaëline Goupilleau, Michèle Moretti. 115 min.

La nueva película del galo Techiné nos narra las relaciones existentes entre un grupo de personajes en el París de principios de los 80. Allí llegará un joven desde los Pirineos que se quedará a vivir con su hermana y compartirá amistad con un médico homosexual de mediana edad. Posteriormente conocerá a un policía anti-vicio del que se enamorará, lo que trastocará las relaciones del grupo.

Se trata de una cinta militante que nos sitúa en los tiempos en los que aparecieron los primeros casos de Sida con la confusión inicial que la enfermedad creó, con especial relevancia entre el colectivo homosexual. La cinta nos presenta unos personajes abiertos con personalidades muy marcadas, poco probables en la realidad aunque con gran potencial cinematográfico. En torno a ellos y sus relaciones gira toda la trama, como es habitual en el cine de Techiné, aunque en este caso se deja llevar a veces en exceso por el sentimentalismo más dramático.

Los actores, por lo tanto, resultan clave en el éxito o fracaso de la película, dando la de cal en la mayoría de casos. Brillantes resultan el veterano Michel Blanc y el actor de origen árabe Sami Bouajila, ambos sobrios y muy creíbles en sus papeles, los más interesantes de la cinta. El joven Johan Libereau también se muestra efectivo en su trágico papel a pesar de que su personaje tenga un tono excesivamente presuntuoso. Los personajes femeninos, sin embargo, se encuentran apenas esbozados y carecen de interés, de ahí la poca repercusión que la bella Emmanuelle Béart tiene interpretando a una escritora que chirría bastante en la cinta. Su único cometido parece que sea poner cara de enfadada y mostrar su espectacular anatomía, lo cual no viene mucho a cuento cuando el director se muestra tan pudoroso con los actores masculinos. Algo más interesante es el personaje de la hermana del joven homosexual, pero su papel es bastante corto.

La película adolece de ser dogmática en exceso con el tema del Sida, lo que provoca algunos altibajos en el ritmo de la misma, cuyo metraje además resulta un poco alargado. La historia, por el contrario, tiene bastante interés como retrato de una época y una generación, abriéndose a otros temas de interés social como la inmigración, la prostitución o el tráfico de drogas. Interesante.

Lo mejor: La rivalidad entre Blanc y Bouajila por el bello joven.

Lo peor: El personaje de la escritora.

Valoración (de 0 a 5): 3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: