LA EDAD DE LA IGNORANCIA (2007)

L’âge des ténèbres. Canadá. 2007. Director y guionista: Denys Arcand. Productores: Daniel Louis y Dense Robert. Fotografía: Guy Dufaux. Música: Philippe Miller. Intérpretes: Marc Labreche, Diane Kruger, Sylvie Léonard, Caroline Neron, Macha Grenon, Emma de Caunes, Didier Lucien, Rosalie Julien, Jean-René Ouellet, Rufus Wainwright. 104 min.

El sarcástico Denys Arcand nos cuenta en su nueva película la vida de un hombre que escapa de su mediocre vida en un futuro cercano utilizando su imaginación, inventando un mundo de fantasía en el que él es un gran héroe. Hasta que llegado un día decide dar un giro a su vida en el mundo real.

Se trata de una comedia disparatada y muy cínica que ridiculiza la sociedad moderna mediante las fantasías de su protagonista. Se nos plantea un futuro próximo en el que lo políticamente correcto ha sido llevado a extremos absurdos y donde la burocracia se convierte en el eje sobre el que gira el mundo. La visión futurista que nos plantea el director canadiense es desoladora. Todo es frío, la contaminación se ha apoderado de la ciudad, el racismo y vandalismo están a la orden del día y la incomunicación entre las personas es total. Todo ello le permite hacer una crítica despiadada y contundente, aunque por otra parte demasiado evidente y superflua.

Pese al humor socarrón presente a lo largo de la película, ésta se vuelve aburrida y repetitiva tras los primeros tres cuartos de hora, repitiendo los esquemas una y otra vez y con el inconveniente de irse volviendo cada vez más dramática, especialmente en lo que a la hospitalización de la madre del protagonista se refiere. Otros momentos supuestamente originales y divertidos no acaban de funcionar ante lo alargados que se nos muestran, como el espectáculo freak de las cruzadas, todo un alarde técnico pero profundamente aburrido y reiterativo.

El protagonista llega a caer realmente mal ante su actitud cínica y negativa, quedando muy pocos aspectos positivos en su comportamiento, tan solo la relación con su madre y sus dos colegas de trabajo. Pese a ello, el actor que lo interpreta sale bien parado del envite.

No muy acertada esta nueva comedia de Denys Arcand, que se queda muy en la superficie repitiéndose una y otra vez y aburriendo en lugar de divertir. Muy lejos de su oscarizada Las invasiones bárbaras (2003).

Lo mejor: La escena musical de Rufus Wainwright.

Lo peor: Su alarmante falta de ideas nuevas.

Valoración (de 0 a 5): 1,5

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: