LAS INVASIONES BARBARAS (2003)

Les invasions barbares. Canadá – Francia. 2003. Director y guionista: Denys Arcand. Productores: Daniel Louis y Denise Robert. Fotografía: Guy Dufaux. Música: Pierre Aviat. Intérpretes: Rémy Girard, Stéphane Rousseau, Marie-Josée Croze, Dorothée Berryman, Louise Portal, Dominique Michel, Yves Jacques, Pierre Curzi, Marina Hands, Toni Cecchinato. 99 min.

Galardonada con el Oscar a la mejor película de habla no inglesa y premiada en el festival de Cannes con la mejor interpretación femenina y mejor guión, esta cinta del sarcástico director canadiense Denys Arcand retoma los personajes de su película generacional El declive del imperio americano (1986) para centrarse en los últimos momentos en la vida de uno de ellos, afectado por un cáncer terminal. Por su habitación pasarán antiguos amigos, amantes y familiares mientras reflexiona sobre su pasado.

La ironía, humor negro y cinismo marca de la casa son una constante a lo largo del metraje, siempre con ese regusto amargo ante el tremendo pesimismo social de este director, que en este caso se centra en una fuerte crítica al sistema sanitario canadiense y al norteamericano

La película se basa en largas escenas plagadas de elaborados diálogos que se notan muy estudiados, lo que les resta frescura y realismo, algo innato a este director especialmente en las escenas que reúnen al protagonista con sus amigos librepensadores. El film incide en el fuerte contraste que existe entre el liberalismo e idealismo pedante del protagonista y sus amigos frente al materialismo de su hijo rico. Como cabe esperar, Arcand no se mantiene imparcial y se decanta por el bando progresista y cultureta, aunque tampoco se muestra excesivamente complaciente con ellos al mostrarnos como los ideales de juventud han ido desapareciendo con los años. De hecho, sólo muestra exitosos a aquellos que han traicionado sus ideales quedando el resto como auténticos fracasados.

El elenco actoral está espléndido y sobre ellos recae gran parte del peso de esta interesante película, que tras su fachada de ironía y crítica destructiva guarda un potente fondo dramático que consigue dejar tocado al espectador.

Lo mejor: La muerte dulce.

Lo peor: Su excesiva pedantería.

Valoración (de 0 a 5): 3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: