PUDOR (2007)

Pudor. España. 2007. Directores: David y Tristán Ulloa. Guionista: Tristán Ulloa, basado en la novela de Santiago Rocangliolo. Productor: José Antonio Félez. Fotografía: David Omedes. Música: David Crespo. Intérpretes: Nancho Novo, Elvira Mínguez, Natalia Rodríguez, Celso Bugallo, Carolina Román, Marcos Ruiz, Lorena Mateo, Manolo Solo, Nuria González, Joaquín Climent, Héctor Colomé. 113 min.

Tremendo melodrama el que nos ofrecen con su debut en el largometraje los hermanos David y Tristán Ulloa. Una película sin un ápice de humor, demoledora y sin concesiones para el desconcertado espectador.

Se trata de una mirada a la intimidad de una familia desestructurada, donde todos sus miembros están llenos de temores e inseguridades y a los que, para colmo, acechan las tragedias más inesperadas. Nancho Novo y Elvira Mínguez interpretan al matrimonio protagonista con desigual fortuna. Mientras que al coruñés no nos lo acabamos de creer a pesar del esfuerzo interpretativo que demuestra en cada escena, interpretando a un empresario de éxito al que se le diagnostica un cáncer terminal y vive una fuerte crisis matrimonial, a la vallisoletana ganadora de un Goya se la ve mucho más suelta en su dramático papel de esposa frustrada. Más convincentes resultan los hijos de la pareja así como las amigas de ambos. Además, dentro del elenco de secundarios hay que destacar a Joaquín Climent, un actor que representa siempre un valor seguro en sus interpretaciones y que en este caso aporta un poco de cordura a la trama.

Por desgracia, ni los personajes evolucionan como sería deseable ni el guión avanza como cabría esperar. Los primerizos directores se limitan a mostrarnos una tras otra las tensas escenas de forma repetitiva, llegando a aburrir e incluso desesperar al espectador menos afín a este tipo de melodramas. Para colmo, pese al esfuerzo de querer mostrarse diferente tanto en la forma de rodar como en lo que a la narración se refiere, los personajes acumulan una serie de tópicos que nos hacen predecir muchas de sus acciones. Ya hemos visto demasiadas adolescentes desorientadas con tendencias lésbicas o ancianos ninguneados por sus familiares, por no hablar de niños simpáticos que ven fantasmas.

Un drama excesivamente pretencioso que pesa como una losa, sin humor ni un rayo de esperanza y que no consigue la complicidad del espectador.

Lo mejor: Las conversaciones de Joaquín Climent con Nancho Novo.

Lo peor: La relación de Nancho Novo con su secretaria.

Valoración (de 0 a 5): 1,5

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: