VINYAN (2008)

Vinyan. Bélgica – Francia – Gran Bretaña. 2008. Director: Fabrice Du Welz. Guionistas: Fabrice Du Welz, Oliver Blackburn y David Greig. Productor: Michael Gentile. Fotografía: Benoît Debie. Música: François Eudes. Intérpretes: Rufus Sewell, Emmanuelle Béart, Julie Dreyfus, Petch Osathanugrah, Amporn Pankratok, Borhan Du Welz. 96 min.

El director de la estimable Calvario (Fabrice Du Welz, 2004) regresó al festival de Sitges para presentar su nueva película, un intenso drama con tintes sobrenaturales y rodado en inglés donde una desesperada madre (Emmanuelle Béart) cree reconocer en un vídeo la imagen de su hijo desaparecido en el tsunami que asoló el sudeste asiático en diciembre de 2004. Junto a su marido (Rufus Sewell) regresará a la zona devastada en una búsqueda sin retorno.

Pese a lo que a priori pueda parecer no nos encontramos ante una historia de terror o de fenómenos paranormales al uso, sino ante un intensísimo drama psicológico donde la desesperación de una madre, una impresionante Emmanuelle Béart, la obligará a llevar a cabo la búsqueda de su hijo hasta las últimas consecuencias, tanto en el terreno físico como en el mental. La incursión del desesperado matrimonio en tierras birmanas de la mano de personajes con una más que dudosa reputación, está rodada con una fuerza y tensión abrumadoras, mostrándonos a la vez la miseria y belleza de dichos parajes mediante unas imágenes impactantes y escenas sin concesiones. Como telón de fondo destaca en todo momento la compleja relación que vive la pareja, donde la disparidad de sus caracteres unida a su diferente forma de afrontar el tremendo drama de la pérdida de un hijo será clave para la resolución del film.

El visionado de la cinta resulta bastante complejo, pudiendo resultar excesivamente pesada para espectadores poco habituados al cine europeo. Tanta intensidad y sufrimiento puede dejar agotado a más de uno, pero satisfará a los amantes de dramas intensos y emociones fuertes enfocados desde un punto de vista atípico. Eso sí, los amantes de lo sobrenatural sólo se verán satisfechos en la confusa recta final del film, donde asistiremos a la incursión de los vivos en terrenos prohibidos, todo ello filmado de forma espectacular y con una fuerza arrolladora.

Lo mejor: La fuerza de cada una de sus escenas.

Lo peor: Tanta opresión puede resultar excesiva.

Valoración (de 0 a 5): 3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: