Archive for the ‘Cine negro/Policíaco’ Category

ROCKNROLLA (2008)

23 octubre 2008

RocknRolla. Gran Bretaña. 2008. Director y guionista: Guy Ritchie. Productores: Steve Clark-Hall, Susan Downey, Guy Ritchie y Joel Silver. Fotografía: David Higgs. Música: Steve Isles. Intérpretes: Gerard Butler, Thandie Newton, Tom Wilkinson, Jamie Campbell Bower, Gemma Arterton, Jeremy Piven, Mark Strong, Idris Elba. 116 min.

Regreso por la puerta grande del irregular Guy Ritchie, un director capaz de rodar desde engendros con su señora esposa como Barridos por la marea (2002) hasta películas frescas y entretenidas como Snatch, cerdos y diamantes (2000), película que sirve de claro referente a esta nueva incursión en el género de las mafias, la corrupción y la delincuencia. En este caso asistiremos a la disputa que un grupo de personajes de dudosa reputación mantiene para hacerse con el dinero que un mafioso ruso ha puesto en un acuerdo de compraventa ilegal de terrenos.

El mejor Ritchie se destapa en esta película, que si bien carece de toda originalidad, posee tal fuerza, dinamismo y frescura que se disfruta enormemente pese a no contar nada nuevo. Es inevitable que nos vengan a la mente directores como Quentin Tarantino o Danny Boyle durante el visionado de la cinta, pero Guy Ritchie sabe dotar de un estilo propio a sus personajes pese a no alcanzar la genialidad de los diálogos del norteamericano ni los niveles de crudeza del inglés.

La película tiene estructura creciente, comenzando de forma más o menos tranquila con la presentación de los múltiples personajes que pueblan la cinta y acelerándose conforme avanzan los minutos para acabar arrastrando irremediablemente a los espectadores en una espiral de acción, humor y situaciones rocambolescas narradas con un ritmo trepidante, un montaje endiablado y una música que nos hace vibrar en la butaca. Quizá el exceso de personajes hace un tanto complejo seguir la trama con detalle quedando algunos de ellos muy poco definidos, pero hay que destacar la genialidad de alguno de ellos como el estupendo One-two interpretado por Gerard Butler o el mafioso ruso al que da vida el checo Karel Roden.

Afortunado regreso a sus orígenes del director británico que demuestra moverse con soltura en este género pese al encasillamiento que ello le supone.

Lo mejor: La genial escena del encuentro sexual narrada mediante el montaje de 4 planos.

Lo peor: La repetición de esquemas y falta de originalidad.

Valoración (de 0 a 5): 3

Anuncios

ESCONDIDOS EN BRUJAS (2008)

24 julio 2008

In Bruges. Gran Bretaña – Bélgica. 2008. Director y guionista: Martin McDonagh. Productores: Graham Broadbent y Peter Czernin. Fotografía: Eigil Bryld. Música: Carger Burwell. Intérpretes: Colin Farrell, Brendan Gleeson, Clémence Poésy, Jérémie Rénier, Ralph Fiennes, Thekla Reuten, Jordan Prentice, Peter Dinklage. 107 min.

Dejamos a un lado el terror para seguir con otro tipo de estrenos, en este caso una comedia negra en la que dos asesinos a sueldo se esconden en la ciudad belga de Brujas tras realizar un trabajito en Londres. Allí pasarán los días esperando instrucciones de su curioso jefe.

Sorprende esta cinta del debutante Martin McDonagh, donde la mezcla entre género negro, comedia y drama existencial funciona correctamente. El guión, lejos de ser original y con reminiscencias tarantinescas, consigue engancharnos desde el principio con su continuo humor negro y las diatribas entre los dos protagonistas, con situaciones que sorprenden por lo absurdo de las mismas y sus disparatados diálogos.

Hay que destacar la labor de los dos actores principales, ambos de origen irlandés. Un Colin Farrell en su línea chulesca habitual pero que tan bien le queda cuando se sabe contener, y un sobrado Brendan Gleeson que aporta la necesaria coherencia y serenidad a la trama. Por otra parte tenemos a un histriónico Ralph Fiennes, que hace una aparición tardía en la trama con un papel curioso del que no sale mal parado.

Quizá el punto más irregular de la cinta se encuentre en los pasajes más intimistas, que rechinan un poco en medio del tono ligero predominante en la película. El trauma que lleva oculto Colin Farrell no acaba de cuajar con la personalidad del personaje, quedando un poco artificioso en determinados momentos. Mucho mejor resultan los momentos del Farell macarra, como la discusión en el bar o la juerga en la habitación del enano. Además hay que señalar el tour que se nos ofrece de la ciudad de Brujas, que a pesar de algún chiste sobre la misma sale muy bien parada en la película, entrando ganas de ir a visitarla.

Una película correcta que, sin aportar nada extraordinario, entretiene sin mayores pretensiones.

Lo mejor: Las oportunas intervenciones del pequeño Peter Dinklage.

Lo peor: Las crisis de Colin Farrell.

Valoración (de 0 a 5): 2,5

SENTENCIA DE MUERTE (2007)

28 mayo 2008

Death sentence. USA. 2007. Director: James Wan. Guionista: Ian Jeffers, basado en la novela de Brian Garfield. Productores: Ashok Amritraj, Howard Baldwin y Karen Elise Baldwin. Fotografía: John R. Leonetti. Música: Charlie Clouser. Intérpretes: Kevin Bacon, Kelly Preston, John Goodman, Garrett Hedlund, Aisha Tyler, Matt O’Leary, Leigh Whannell. 106 min.

El director de la exitosa Saw (James Wan, 2004), regresa a las pantallas tras el fiasco que supuso su lamentable incursión en el terror con Silencio desde el mal (2007), en esta ocasión con un thriller intenso y violento en el que un adolescente es asesinado delante de su padre por una banda callejera. El deseo de venganza del padre es tal que se decidirá a tomarse la justicia por su cuenta.

El cine norteamericano vuelve a obsequiarnos con una historia donde el ojo por ojo resulta la mejor opción ante la ineficacia judicial, todo ello tras la polémica surgida recientemente con la cinta protagonizada por Jodie Foster, La extraña que hay en ti (Neil Jordan, 2007). El film no es más que una revisión de la clásica El justiciero de la ciudad (Michael Winner, 1974), sustituyendo al veterano Charles Bronson por un desquiciado Kevin Bacon, que cumple en su esforzado papel de padre obsesionado por vengar la muerte de su hijo. No en vano el guión se basa en una obra del mismo escritor del libro en el que se inspira la cinta de Michael Winner. A destacar también en el terreno interpretativo al orondo John Goodman, en un pequeño aunque curioso papel.

Visualmente la película es bastante espectacular, con un arranque impactante donde escenas como la de la muerte del hijo o la llegada de la madre al hospital resultan de gran crudeza. Después la forma puede con el fondo, y el buen pulso narrativo y la sequedad de las escenas de acción resultan vacías ante un guión que se deshincha con una falta total de consistencia. El estilo de Wan queda patente con los acertados movimientos de cámara y la planificación de las escenas, pero se toma demasiado en serio a sí mismo y naufraga en los momentos dramáticos e introspectivos, con un pésimo uso de la música dándoles el estilo del video-clip de una balada insulsa.

Tampoco resultan nada convincentes algunos pasajes de la cinta que el autor podría haber resuelto de forma diferente sin crear incongruencias. Y es que nadie se puede creer la reacción de los pandilleros ante la muerte de un compañero cuando un rato antes lo dejaban tirado ante la policía, o que den por muerto al protagonista tras pegarle un tiro de refilón sin asegurarse de ello.

Concluyendo, poco original y mal resuelta aunque resulte satisfactoria visualmente.

Lo mejor: La escena de la persecución en el parking.

Lo peor: Un guión muy pobre.

Valoración (de 0 a 5): 1,5

EN EL PUNTO DE MIRA (2008)

14 abril 2008
tmp051.jpg

Vantage point. USA. 2008. Director: Pete Travis. Guionista: Barry Levy. Productor: Neal H. Moritz. Fotografía: Amir M. Mokri. Música: Atli Örvarsson. Intérpretes: Dennis Quaid, Matthew Fox, William Hurt, Forest Whitaker, Sigourney Weaver, Eduardo Noriega, Saïd Taghmaoui, Edgar Ramirez, Zoe Saldana, Richard T. Jones, Rocío Verdejo. 90 min.

En esta cinta de acción con grandes pretensiones pero que acaba haciendo aguas por todas partes, nos encontramos con el presidente de los Estados Unidos de visita por España, más concretamente por la ciudad de Salamanca, en la que va a pronunciar un discurso en la plaza mayor para regocijo de las masas (¿?). Como no podía ser de otra manera alguien va a intentar atentar contra su vida, siendo mostrado tal acontecimiento desde 8 puntos de vista diferentes, cada uno de los cuales nos irá aportando diferente información acerca de lo sucedido.

El planteamiento es atractivo y, como si de un rompecabezas se tratara, veremos el mismo hecho desde el punto de vista de 8 personajes diferentes para que en nuestra mente vayamos reconstruyendo el atentado que sufre el presidente norteamericano. Y el arranque de la cinta es muy prometedor, creándonos unas grandes expectativas que se van diluyendo conforme avanza la trama. Tal es así que la película se va desenganchando de su propuesta inicial para terminar en una alargada recta final al estilo del cine de acción más vulgar y previsible.

En medio de esta gran decepción nos encontramos con un reparto plagado de rostros conocidos totalmente desaprovechados, especialmente en los casos de Eduardo Noriega como presencia hispana y del televisivo Matthew Fox. Sólo destacar entre los actores al correcto Forest Whitaker, que pese a lo tópico de su personaje consigue dotarlo de una simpatía de la que no gozan el resto de personajes.

Resulta muy chocante para el público español ver la plaza mayor de Salamanca llena a rebosar de espectadores con aspecto mejicano blandiendo banderas españolas y jaleando al presidente de Estados Unidos mediante expresiones para nada utilizadas en la península ibérica. Asimismo, las supuestas calles de Salamanca en las que transcurre gran parte de la acción dan el cante más aún, quedando claro que dichas escenas se han rodado en cualquier sitio salvo en la preciosa ciudad castellana.

Fallida pues esta película que con un buen planteamiento y una primera media hora interesante que se desvanece en pos de la acción vulgar con giros de guión previsibles e inverosímiles. Una lástima.

Lo mejor: La recreación de la plaza mayor de Salamanca.

Lo peor: La recreación de las calles de Salamanca y de los salmantinos.

Valoración (de 0 a 5): 1,5

CIUDADANO X (1995)

22 marzo 2008
tmp022.jpg

Citizen X. USA. 1995. Director y guionista: Chris Gerolmo, basado en el libro homónimo de Robert Cullen. Intérpretes: Stephen Rea, Donald Sutherland, Max Von Sydow, Jeffrey DeMunn, Joss Ackland, Imelda Staunton, John Wood, Radu Amzulescu. 105 min. 

Rodada como un telefilme para su estreno televisivo en Estados Unidos, este film basado en hechos reales sorprendió en el festival de cine fantástico de Sitges al alzarse con los premios a la mejor película, director y actor principal, conociendo posteriormente su estreno en salas de cine. La película nos narra la investigación realizada a lo largo de varios años por un especialista en medicina forense sobre una serie de crímenes de jóvenes de ambos sexos en la Rusia de los años 80. La lentitud en la resolución del caso debido a las trabas impuestas por el gobierno soviético harían que el homicida se convirtiera en el mayor asesino en serie de la historia de la Unión Soviética, conocido en nuestros días como “el carnicero de Rostov”. 

Se trata de una película sencilla en su apariencia, realizada de forma fría y sin florituras, pero gracias a un sólido guión que avanza con paso firme y seguro y a unas brillantes interpretaciones, especialmente la realizada por el irlandés Stephen Rea, la cinta consigue atrapar al espectador subiendo su interés con el paso de los minutos para acabar dejando un buen sabor de boca. Sin ser nada efectista la película consigue impactar en determinadas escenas, consiguiendo a través de la sencillez y gracias a un realismo extremo un asesino en serie mucho más creíble y espeluznante que en la mayoría de filmes de alto presupuesto. De hecho, resulta extraño que momentos de gran truculencia, cuyo impacto aumenta al no ser mostrados en ningún momento de forma explícita, tuvieran como destino el pase televisivo. 

Una buena película que esconde más de lo que parece en un primer golpe de vista, centrada en la investigación y no en el asesino, con una realista visión de la forma de dirigir la Unión Soviética en los tiempos de la guerra fría. 

Lo mejor: Su solidez narrativa. 

Lo peor: Los actores hablando en inglés con acento ruso. 

Valoración (de 0 a 5): 2,5 

EL ODIO (1995)

6 febrero 2008
tmp032.jpg

La haine. 1995. Francia. Director y guionista: Mathieu Kassovitz. Intérpretes: Vincent Cassel, Hubert Koundé, Saïd Taghmaoui, Abdel Ahmed Ghili, Joseph Momo, Héloïse Rauth, Choukri Gabteni, Benoît Magimel, Medard Niang. 96 min. 

Esta interesantísima película nos narra 24 horas en la vida de tres jóvenes de diferentes razas en un barrio marginal de una ciudad francesa, todo ello en medio de un clima de violencia en las calles y odio creciente ante el ingreso en coma en un hospital de un joven árabe a consecuencia de los malos tratos inflingidos por la policía. Todo se complicará aún más cuando uno de los protagonistas encuentre la pistola que un policía perdió la noche anterior durante los disturbios callejeros. 

Ya desde el arranque queda patente que estamos ante una película original, que no nos va a dejar indiferentes y que dará mucho que pensar al espectador. Con un estilo visual impactante y una excelente fotografía en blanco y negro, el director francés hace un crudo retrato social anticipando hechos que más tarde ocurrirían en la realidad. La película está narrada de forma muy activa, sin apenas respiros para el espectador y mediante un estilo directo. La cámara no para de moverse siguiendo a los protagonistas en su deambular por las calles, abundando los planos secuencia a lo largo de todo el film, siendo alguno de ellos de una espectacularidad asombrosa. El interés no decae en ningún momento y aunque el final puede resultar algo predecible, el director tiene la virtud de conseguir que resulte de una contundencia tal que nos pilla desprevenidos a pesar de que nos lo estamos viendo venir durante toda la proyección, dando sentido a las frases premonitorias del arranque de la cinta y con las que también concluye el film. 

El trío protagonista resulta de lo más convincente y se mueve con absoluta soltura durante toda la película, recayendo sobre ellos todo el peso narrativo. Se trata de personajes bien definidos y con personalidades totalmente marcadas, de los cuales nos encariñamos desde el principio a pesar de la radicalidad de algunas de sus actuaciones. Y qué decir de toda la variedad de secundarios que se van cruzando en su camino, una serie de personajes que enriquecen la cinta hasta límites insospechados consiguiendo un gran dinamismo y credibilidad en todas las escenas. Además, se agradece que alguno de ellos provoque situaciones de lo más hilarante consiguiendo un respiro en medio de la fuerte tensión acumulada. 

Una película magnífica que no deja indiferente a nadie. 

Lo mejor: La historia del abuelo en el lavabo. 

Lo peor: Que acabase siendo una historia premonitoria. 

Valoración (de 0 a 5): 5

ADIOS PEQUEÑA ADIOS (2007)

14 enero 2008
tmp09.jpg

Gone baby gone. 2007. USA. Director: Ben Affleck. Guionistas: Ben Affleck y Aaron Stockard, basados en la novela de Dennis Lehane. Intérpretes: Cassey Affleck, Michelle Monaghan, Morgan Freeman, Ed Harris, John Ashton, Amy Ryan, Amy Madigan, Titus Welliver, Michael K. Williams, Edi Gathegi. 114 min.

Basado en un best-seller del autor de Mystic River, esta película nos cuenta la historia de la desaparición de una niña en un sórdido barrio de la ciudad de Boston. La familia de la pequeña contratará a una pareja de investigadores privados ante la ineficacia de la policía.

Bajo esta trama aparentemente tan vista se esconde una película valiente, rodada con un estilo muy personal, abrupto y sin concesiones, algo que es de agradecer por inesperado, viniendo de la mano de un personaje tan popular y comercial como Ben Affleck. El director no se conforma con contarnos una simple trama policial yendo mucho más allá en el fondo y en la forma, consiguiendo que el desarrollo de los acontecimientos y la revelación de los secretos esté realizada con una maestría tal que nos mantenga aferrados a la butaca hasta el final. Quizá sea dicha parte final el punto más flojo de la cinta, demasiado rebuscado e increíble, aunque planteando un dilema moral bastante interesante.

Destacable resulta la interpretación de todos los actores de la cinta, pero por encima de todos ellos se sitúa el protagonista, Cassey Affleck, hermano del director que borda el papel de un investigador poco convencional, un miembro más del vecindario marginal, rudo y seco pero con unos claros principios morales.

Ridícula resultó la polémica suscitada en algunos países por las similitudes entre el argumento de la película y el caso real de la desaparición de la niña Madeleine McCann, ya que el único punto en común de ambos casos es el hecho de que desaparece una niña rubia. Todo ello sólo ha servido para promocionar aún más comercialmente esta estimable cinta.

Lo mejor: Cassey Affleck.

Lo peor: Un final un tanto rebuscado.

Valoración (de 0 a 5): 3

LA EXTRAÑA QUE HAY EN TI (2007)

30 diciembre 2007
tmp012.jpg

The brave one. 2007. USA – Australia. Director: Neil Jordan. Guionistas: Roderick Taylor, Bruce A. Taylor y Cynthia Mort, basados en una historia de los dos primeros. Intérpretes: Jodie Foster, Terrence Howard, Nicky Katt, Naveen Andrews, Mary Steenburgen, Ene Oloja, Luis da Silva Jr, Blaze Foster. 119 min.

Este polémico film nos presenta a una locutora de radio de Nueva York que recibe una brutal paliza junto a su prometido, a consecuencia de la cual él fallece y ella resulta en coma. Tras recuperar la consciencia y verse incapaz de superar la tragedia comprará un arma de fuego con la que se tomará la justicia por su mano.

El irlandés Neil Jordan nos entrega una película que ha despertado una encendido debate ante su defensa del ojo por ojo, ya que la cinta parece que no dé otra salida al trauma que tiene la protagonista más que la venganza, especialmente en su final, donde el director se decanta de forma clara por la actitud de la protagonista en una de las escenas más polémicas del año, que irrita a unos y levanta aplausos de otros. Estamos ante la versión femenina de un Charles Bronson desquiciado, donde la venganza es la única salida ante la inoperancia policial.

Pero si dejamos de lado la polémica y nos centramos en lo cinematográfico, nos encontramos ante una película cruda y visceral, pero bastante irregular en su transcurso ya que, si bien queda claramente mostrada la evolución del personaje interpretado por una sobreactuada Jodie Foster, posee una trama policial insulsa y poco creible, que desemboca en una relación absurda entre el policía investigador de los crímenes y la protagonista. Ciertamente, el guión es una mera excusa para despertar el debate y no tiene ni pizca de originalidad ni demasiado interés.

Una mediocre película que basa toda su fuerza en defender unas actuaciones morales más que cuestionables, de la que cabía esperar mucho más ante la presencia de los habitualmente interesantes Neil Jordan y Jodie Foster.

Lo mejor: La crudeza del film.

Lo peor: Su explícito mensaje a favor de la revuelta ciudadana.

Valoración (de 0 a 5): 1,5

MEMORIAS DE QUEENS (2006)

21 diciembre 2007

tmp062.jpg

 A guide to recognizing your saints. 2006. USA. Director y guionista: Dito Montiel, basado en su propio libro. Intérpretes: Shia LaBeouf, Robert Downey Jr, Melonie Diaz, Chazz Palminteri, Channing Tatum, Peter Anthony Tambakis, Julia Garro, Adam Scarimbolo, Eric Roberts, Rosario Dawson, Dianne Wiest. 97 min.

Esta contundente cinta nos traslada hasta el barrio de Queens en Nueva York durante los años 80, donde conoceremos a un grupo de adolescentes italoamericanos y al entorno social que los envuelve. La historia se centra en la adolescencia del propio director de la cinta, explicando su compleja relación con los amigos, las chicas y su familia. Asímismo, asistiremos en paralelo al regreso de un adulto Dito Montiel años más tarde al barrio que le vió crecer.

Notable debut en la pantalla grande de este autor que realiza un relato muy realista y descarnado de una sociedad multicultural, basándose en un potente guión sin concesiones pero sin excesos gratuitos y en unas grandes interpretaciones, especialmente la del grupo de jóvenes actores que encarnan al Dito Montiel adolescente y a sus colegas. Quizá sea la parte del Montiel adulto la menos equilibrada de la cinta, con unas buenas interpretaciones también, eso sí (grandes Robert Downey Jr y Rosario Dawson) pero con un tono demasiado complaciente y reflexivo.

Una aproximación sobria y rabiosa a las pandillas juveniles de los años 80 sin caer en los tópicos ni en las excentricidades propias de otras películas centradas en este género, aunque sin llegar a la maestría de directores como Scorsese.

Lo mejor: El logrado tono hiperrealista.

Lo peor: Se trata de un género muy explotado en el cine.

Valoración (de 0 a 5): 3

AMERICAN GANGSTER (2007)

18 diciembre 2007

tmp131.jpg

American gangster. 2007. USA. Director: Ridley Scott. Guionista: Steven Zaillian, basado en el artículo escrito por Mark Jacobson. Intérpretes: Denzel Washington, Russell Crowe, Chiwetel Ejiofor, Josh Brolin, Lymari Nadal, Ted Levine, Roger Guenveur Smith, John Hawkes, RZA. 157 min.

La nueva cinta de Ridley Scott se sitúa durante los años setenta y nos narra la carrera delictiva de un traficante de drogas de raza negra, Frank Lucas, que comienza a introducir heroína en el barrio de Harlem de un modo muy particular a través de los aviones que volaban hacia Estados Unidos desde la guerra de Vietnam. Paralelamente, el director nos cuenta la historia de un detective de la policía de Nueva York que será el encargado de investigar el caso.

El guión, aunque nada novedoso, puede considerarse bastante bueno y se sustenta en las interpretaciones de los dos protagonistas, un Denzel Washington como mafioso narcotraficante simplemente correcto y un brillante Russell Crowe como honrado policía. Además la película cuenta con brillantes actores secundarios que refuerzan los tópicos papeles interpretados por los dos protagonistas.

Y es que la película está bien escrita, bien rodada, con una brillante fotografía y música, pero todo lo que nos cuenta está ya muy visto en cientos de películas sobre la mafia, y le faltan la garra y la soltura necesarias para entrar en el pabellón de los destacados. Es cierto que recuperamos al Scott director que echábamos de menos en sus últimas producciones, pero durante el excesivo metraje se muestra demasiado académico y acartonado como para poderlo calificar de brillante.

Una película recomendable pero lejos de ser considerada una gran obra.

Lo mejor: El descubrimiento de la droga en el avión.

Lo peor: Su injustificado metraje.

Valoración (de 0 a 5): 2,5