Archive for the ‘Comedia’ Category

THE COTTAGE (2008)

31 octubre 2008

The cottage. Gran Bretaña. 2008. Director y guionista: Paul Andrew Williams. Productores: Ken Marshall y Martin Pope. Fotografía: Christopher Ross. Música: Laura Rossi. Intérpretes: Andy Serkis, Jennifer Ellison, Georgia Groome, Doug Bradley, Steve O’Donnell, Reece Shearsmith, Johnny Harris, Dave Legeno. 92 min.

Divertida aunque intrascendente comedia con tintes de cine negro y de terror, dirigida por el desconocido en estos lares Paul Andrew Williams. La cinta nos presenta a dos hermanos bastante chapuceros que secuestran a la hija de un rico magnate para pedir su rescate. Lo que no saben es lo guerrillera que va a resultar la chiquilla ni que cerca de la casa donde mantienen a la secuestrada habita un ser deformado con muy malas pulgas.

Tras un arranque divertido y prometedor cargado de un humor bastante incorrecto con diálogos ácidos al más puro estilo británico, la película decae peligrosamente para acabar resultando una estúpida comedia de persecuciones con algún detalle sangriento y muy poca imaginación. Lejos queda de películas de este estilo mucho más estimulantes, como puede ser la reciente Desmembrados (Christopher Smith, 2006), dotada de un humor mucho más afilado y una narración infinitamente más entretenida.

Pese a ello se puede destacar alguna situación ocurrente y algún gag divertido. Entretenida a ratos y rápidamente olvidable.

Lo mejor: El desparpajo de la rubia.

Lo peor: El humor simplón del hermano de la rubia.

Valoración (de 0 a 5): 1,5

Anuncios

SEXYKILLER, MORIRAS POR ELLA (2008)

18 octubre 2008

Sexykiller, morirás por ella. Director: Miguel Martí. Guionista: Paco Cabezas. Productores: Jaume Roures y Tedy Villalba. Fotografía: Carles Gusi. Música: Fernando Velázquez. Intérpretes: Macarena Gómez, César Camino, Alejo Sauras, Paco León, Ramón Langa, Ángel de Andrés López, Javier Botet, Fernando Ramallo. 90 min.

Sin ser ninguna maravilla, nos encontramos con la mejor película española exhibida en el festival de Sitges de este año, lo cual no es decir mucho ante el bajo nivel de esta edición. Miguel Martí, especializado en comedias juveniles con cierta mala leche, nos ofrece una divertida comedia negra en la que una asesina en serie nos cuenta las fechorías que ha cometido en el centro en el que estudia.

El guión de Paco Cabezas, autor de la irregular Aparecidos (2007), destaca por encima de la puesta en escena del director, mostrándose muy ingenioso y extraordinariamente divertido. La cinta no es más que una parodia de cine de género, desde las películas de terror juveniles norteamericanas con asesino en serie hasta el universo de los zombis, eso sí, más cercano al estilo del primer Sam Raimi que al del maestro Romero.

Macarena Gómez se come la pantalla en cada escena, mostrándose simpática y con una gran soltura en su papel de asesina psicópata. El resto del reparto cumple las necesidades del guión, siempre de forma desenfadada y sin afán de grandes pretensiones. Y ahí radica el triunfo de la cinta, lo que unido a su falta de prejuicios le permite avanzar segura hasta una recta final donde todo va al aire y el desparrame es total.

En definitiva, un divertimento totalmente intrascendente que hará sonreír a todo aquel que se acerque y arrancará la carcajada de los fans del terror que disfrutarán con los continuos guiños y referencias al género sin caer en la parodia barata.

Lo mejor: Las intervenciones de Paco León.

Lo peor: Va dirigida a un público muy concreto.

Valoración (de 0 a 5): 2

¡SOY UN PELELE! (2008)

16 octubre 2008

¡Soy un pelele! España. 2008. Director: Hernán Migoya. Guionistas: Hernán Migoya y Joan Ripollés. Productor: Pedro Doménech. Fotografía: Bernat Bosch. Música: Refree. Intérpretes: Roberto Sanmartín, Rosa Boladeras, Liberto Rabal, Carles Flaviá, Héctor Claramunt, Paco Calatrava, Jordi Ordóñez. 90 min.

Siempre he respetado al señor Migoya. Su trabajo como redactor jefe de la desparecida mítica revista de comics El Víbora consiguió revitalizar una publicación que caminaba hacia su funeral y su labor en Ediciones La Cúpula hizo que pudiéramos disfrutar en nuestro país de dibujantes tan interesantes como Daniel Clowes o Peter Bagge. Su labor como guionista y escritor me parece más discreta, pero en ningún caso hacía presagiar que pudiera llegar a perpetrar un engendro como el que nos ocupa.

El argumento es lo de menos, una mera excusa para plantear una serie de situaciones supuestamente graciosas que no podían estar rodadas con peor estilo. Roberto Sanmartín interpreta un despótico director de cine que ha perdido la memoria volviéndose amable y educado. Dicha situación será aprovechada por su ayudante guionista (Rosa Boladeras) para seducirlo y sacar provecho profesional de la misma.

Este argumento, carente de toda originalidad, es llevado a la pantalla con una falta de talento alarmante. El humor es forzado y carente de toda gracia. Las escenas están alargadas de manera que pierden todo el interés y gracia que pudieran tener (la escena de la meada interminable es totalmente inenarrable). Los actores parecen salidos de vídeos caseros del Youtube. La dirección y el montaje parecen realizados por alguien que no ha visto una película en su vida.

En definitiva, una serie de despropósitos que dejan la saga de Torrente, a la cual parece querer imitar, a la altura de obra maestra. Lo triste es que la película no consigue hacer reír, no es capaz de provocar, carece de acidez… en definitiva no nos ofrece nada de lo que su presuntuoso director nos ha querido vender. No sé si Migoya tendrá alguna justificación para este desastre, pero más vale que se dedique a otros menesteres antes de volver a protagonizar otro ataque terrorista contra los aficionados al cine. Y a todo esto, ¿a qué santo se proyecta en Sitges este engendro?

Lo mejor: Los carteles de cine del piso del protagonista.

Lo peor: Todo lo demás.

Valoración (de 0 a 5): 0

EL MENOR DE LOS MALES (2007)

26 agosto 2008

El menor de los males. España. 2007. Director: Antonio Hernández. Guionistas: Antonio Hernández y Antonio Galeano. Productores: Alfonso Blanco y Ramón Campos. Fotografía: Javier G. Salmones. Música: Pablo Martín. Intérpretes: Carmen Maura, Roberto Alvarez, Verónica Echegui, Marta Belenguer, Berta Ojea, Antonio Durán, César Cambeiro, Xavier Deive. 110 min.

La nueva película de Antonio Hernández y que supone su reencuentro con la veterana Carmen Maura tras la positiva experiencia de Lisboa (1999) es una comedia negra, muy ácida, con una fuerte carga crítica sobre la clase política en particular y la inmoralidad de las clases pudientes en general.

Roberto Alvarez interpreta con acierto a un político de mediana edad, casado y bien acomodado, que tratará de pasar unos días de relax en una casa familiar situada en Galicia junto a su joven amante (Verónica Echegui). Pero allí se encontrará con la inesperada presencia de su hermana (Carmen Maura), y esta no será la única sorpresa que allí le espera. Un buen reparto el de esta producción, con especial mención de la joven Verónica Echegui y en el que también destacaría a la televisiva Marta Belenguer, que hace una gran interpretación, sencilla pero muy efectiva, en un papel secundario como sufrida ayudante personal del político protagonista. El personaje de Carmen Maura, sin embargo, está poco aprovechado y se le podría haber sacado mucho más jugo.

El tono ácido está presente en toda la película sin llegar a resultar demasiado cargante ni buscando especialmente el herir sensibilidades. Las actitudes de los papeles protagonistas son perfectamente identificables con situaciones actuales de la vida social y política, aunque quizás caricaturizadas en exceso, especialmente en lo que al periodista del corazón y su devenir se refiere. Esto implica una clara falta de profundidad que resta efectividad al espíritu de denuncia pero que aligera el visionado de la cinta.

Pese a ello la película asegura un buen rato con su espíritu de crítica social sin demasiada saña. Aceptable.

Lo mejor: La escatológica aventura con el laxante.

Lo peor: El desdibujado personaje de Carmen Maura.

Valoración (de 0 a 5): 2,5

LA GRAN FINAL (2006)

23 agosto 2008

La gran final. España – Alemania. 2006. Director y fotografía: Gerardo Olivares. Guionistas: Gerardo Olivares y Chema Rodríguez. Productores: José María Morales, Andre Sikojev y Sophokles Tasioulis. Música: Martin Meissonnier. 88 min.

Divertida comedia con aire de documental la que nos ofrece este especialista en “cine del mundo” que es Gerardo Olivares. De forma absolutamente original, el director nos traslada a tres puntos del globo terráqueo en los que diferentes grupos de personas pasarán mil peripecias para conseguir ver en directo la retransmisión televisiva de la final del campeonato del mundo de fútbol de 2002 entre las selecciones nacionales de Brasil y Alemania.

Las historias, que se nos van mostrando de forma intercalada y se encuentran rodadas con una excelente fotografía que nos muestra imágenes impresionantes, nos trasladan a tres regiones completamente diferentes del mundo. La más entretenida resulta la que transcurre en pleno desierto del Teneré en Níger, donde las discusiones entre los diferentes personajes que se reúnen en tan pintoresco lugar para ver la final resultan de lo más divertido y surrealista. A destacar la tiranía del dueño de la televisión y la venta de fotografías de chicas desnudas que realiza uno de los personajes. La parte rodada en el Amazonas también cuenta con momentos antológicos, como la retransmisión del partido que realiza un indio a otro que sujeta la parabólica o el cabreo de los indígenas cuando descubren que el misionero norteamericano prefiere ver un partido de béisbol. La tercera de las historias se desarrolla en las tierras altas de Altai, en Mongolia, y resulta la más repetitiva de las tres aunque también con destacables pinceladas de humor.

Si bien la película cae muchas veces en lo obvio e incide en el humor excesivamente simple, su sencillez, encanto y originalidad acaban cautivando al espectador. La naturalidad de los actores no profesionales confiere a la cinta una frescura difícil de superar. Cine divertido y con mensaje sin caer en el panfletarismo.

Lo mejor: La rebeldía de “los modernos” en el desierto.

Lo peor: El doblaje hace que se pierda naturalidad.

Valoración (de 0 a 5): 3

LA TORRE DE SUSO (2007)

17 agosto 2008

La torre de Suso. España. 2007. Director y guionista: Tom Fernández. Productor: Jaume Roures. Fotografía: Carlos Suárez. Música: Javier Tejedor. Intérpretes: Javier Cámara, Gonzalo de Castro, César Vea, José Luis Alcobendas, Malena Alterio, Mariana Cordero, Fanny Gautier, Emilio Gutiérrez Caba. 95 min.

Seguimos con más cine español y seguimos con óperas primas. En este caso con una cinta que trata sobre la amistad y la nostalgia, en la que se nos muestra el regreso de Cundo (Javier Cámara) a su pueblo natal tras 10 años de ausencia para asistir al funeral de Suso, un amigo de la juventud fallecido de sobredosis.

Estamos ante un melodrama que mezcla con eficacia los momentos más tristes y dramáticos con otros divertidos y muy frescos. La película es un canto a la amistad que cala hondo en el espectador, donde este sentimiento prevalece pese a las disputas y malos rollos entre los colegas. También tiene un gran protagonismo la familia, especialmente la figura de la madre (una estupenda Mariana Cordero) que en parte obligada por la tradición machista y por otra debido a su propia obstinación, ve como su vida se limita a las cuatro paredes de su casa.

Se trata de una película de personajes donde los actores cargan con el peso de la acción saliendo en general bien parados del envite. Los personajes, sin embargo, son bastante irregulares. Destacan el protagonista y sus padres, estupendamente interpretados por Javier Cámara, Emilio Gutiérrez Caba y la mencionada Mariana Cordero. La pandilla de colegas en cambio, resulta demasiado simplona y suena a muy vista. Son personajes poco trabajados y cuya evolución a lo largo del metraje no tiene demasiada consistencia. Proporcionan momentos divertidos, eso sí, pero poco más se puede destacar de ellos.

El guión está bien construido pero se resuelve de forma excesivamente simplona. Y es que en la recta final los problemas y disputas que se nos han ido planteando durante la película se van resolviendo rápidamente, de forma poco natural y por arte de magia como si de un cuento infantil se tratara, resultando todo muy bonito pero poco creíble. La película recuerda demasiado en su estructura y planteamiento a la brillante Bajo las estrellas (Félix Viscarret, 2007), pero ni los personajes ni las situaciones planteadas están a la altura de la película del navarro.

En cualquier caso, pese a pecar de ingenua y no estar perfectamente desarrollada, la película consigue transmitir con eficacia la importancia de la amistad y de mantener la relación con las personas que han significado algo en nuestras vidas.

Lo mejor: Logra emocionar.

Lo peor: Falta de originalidad y exceso de ingenuidad.

Valoración (de 0 a 5): 2

ENTRE COPAS (2004)

1 agosto 2008

 

Sideways. USA. 2004. Director: Alexander Payne. Guionistas: Alexander Payne y Jim Taylor, basados en una novela de Rex Pickett. Productor: Michael London. Fotografía: Phedon Papamichael. Música: Rolfe Kent. Intérpretes: Paul Giamatti, Sandra Oh, Virginia Madsen, Thomas Haden Church. 126 min.

Ganadora del Oscar al mejor guión adaptado, esta comedia independiente nos presenta a dos amigos de caracteres contrapuestos que para celebrar la próxima boda de uno de ellos realizan un viaje por una región californiana en la que se cultiva un excelente vino. Allí conocerán a dos mujeres con las que establecerán una relación de amistad que irá a mayores.

La película se puede encuadrar en el género de comedia cotidiana agridulce, donde el peso recae sobre unos personajes que pese a ser gente normal y corriente consiguen atraer nuestro interés gracias a un estupendo guión en el que se les saca el máximo partido posible. Los diálogos son los auténticos protagonistas en largas escenas que el director rueda con una calma pasmosa, alejándose del estilo frenético tan de moda en otras comedias al uso.

El film explora temas como la soledad, el amor o el fracaso profesional siempre desde una perspectiva divertida e irónica aunque con un regusto amargo. Gran parte del interés se encuentra en las personalidades tan contrapuestas de los dos protagonistas, uno melancólico y con tendencia a la depresión que no para de darle vueltas a la cabeza todo el tiempo frente a otro extrovertido, mujeriego y superficial. Ambos están interpretados excelentemente por Thomas Haden Church y el siempre interesante Paul Giamatti. El contrapunto femenino no es de menor interés, especialmente en lo que al personaje interpretado magistralmente por Virginia Madsen se refiere, una mujer de la que todo espectador se enamora por su sencillez y encanto.

La cinta fluye con gran naturalidad ante nuestra atenta mirada sin necesidad de recurrir a artimañas ni innecesarios golpes de efecto, y gustará mucho a los amantes del cine sencillo en la forma pero profundo en su contenido. Y como no, a los amantes del buen vino, presente a lo largo de toda la cinta.

Lo mejor: Virginia Madsen.

Lo peor: Algunas neuras de Giamatti algo exageradas.

Valoración (de 0 a 5): 3,5

LA EDAD DE LA IGNORANCIA (2007)

30 julio 2008

L’âge des ténèbres. Canadá. 2007. Director y guionista: Denys Arcand. Productores: Daniel Louis y Dense Robert. Fotografía: Guy Dufaux. Música: Philippe Miller. Intérpretes: Marc Labreche, Diane Kruger, Sylvie Léonard, Caroline Neron, Macha Grenon, Emma de Caunes, Didier Lucien, Rosalie Julien, Jean-René Ouellet, Rufus Wainwright. 104 min.

El sarcástico Denys Arcand nos cuenta en su nueva película la vida de un hombre que escapa de su mediocre vida en un futuro cercano utilizando su imaginación, inventando un mundo de fantasía en el que él es un gran héroe. Hasta que llegado un día decide dar un giro a su vida en el mundo real.

Se trata de una comedia disparatada y muy cínica que ridiculiza la sociedad moderna mediante las fantasías de su protagonista. Se nos plantea un futuro próximo en el que lo políticamente correcto ha sido llevado a extremos absurdos y donde la burocracia se convierte en el eje sobre el que gira el mundo. La visión futurista que nos plantea el director canadiense es desoladora. Todo es frío, la contaminación se ha apoderado de la ciudad, el racismo y vandalismo están a la orden del día y la incomunicación entre las personas es total. Todo ello le permite hacer una crítica despiadada y contundente, aunque por otra parte demasiado evidente y superflua.

Pese al humor socarrón presente a lo largo de la película, ésta se vuelve aburrida y repetitiva tras los primeros tres cuartos de hora, repitiendo los esquemas una y otra vez y con el inconveniente de irse volviendo cada vez más dramática, especialmente en lo que a la hospitalización de la madre del protagonista se refiere. Otros momentos supuestamente originales y divertidos no acaban de funcionar ante lo alargados que se nos muestran, como el espectáculo freak de las cruzadas, todo un alarde técnico pero profundamente aburrido y reiterativo.

El protagonista llega a caer realmente mal ante su actitud cínica y negativa, quedando muy pocos aspectos positivos en su comportamiento, tan solo la relación con su madre y sus dos colegas de trabajo. Pese a ello, el actor que lo interpreta sale bien parado del envite.

No muy acertada esta nueva comedia de Denys Arcand, que se queda muy en la superficie repitiéndose una y otra vez y aburriendo en lugar de divertir. Muy lejos de su oscarizada Las invasiones bárbaras (2003).

Lo mejor: La escena musical de Rufus Wainwright.

Lo peor: Su alarmante falta de ideas nuevas.

Valoración (de 0 a 5): 1,5

MARGOT Y LA BODA (2007)

27 julio 2008

Margot at the wedding. USA. 2007. Director y guionista: Noah Baumbach. Productor: Scott Rudin. Fotografía: Harris Savides. Intérpretes: Nicole Kidman, Jack Black, Jennifer Jason Leigh, Ciarán Hinds, John Turturro, Zane Pais. 93 min.

Seguimos con otra comedia de tono ácido y fondo dramático donde conoceremos a Margot, una escritora de relatos cortos que se presenta por sorpresa junto a su hijo adolescente en la boda de su hermana, a la que no veía en mucho tiempo. Pero la fuerte personalidad de Margot y sus ganas de entrometerse en la vida de los demás harán que la situación se vaya complicando al sembrar dudas en su hermana acerca de su matrimonio.

Se trata de la historia de una familia desestructurada, tema preferido del interesante director Noah Baumbach al que conocemos por la estupenda Una historia de Brooklyn (2005) y por haber colaborado con su amigo el polifacético director Wes Anderson. Si bien la película es menos compacta que su anterior obra, la cortante forma de narrar del joven director unido a unos personajes de lo más disparatados consigue que, junto a un guión que plantea situaciones atípicas bastante atractivas, nos encontremos ante una película que gustará a los amantes del cine menos comercial. La cinta posee una puesta en escena muy realista aunque trastocada por un montaje muy áspero cuyos bruscos cortes pueden descolocar al espectador, lo que provoca un visionado un tanto incómodo aunque muy interesante para los amantes de un tipo de cine diferente.

La fuerza del film reside fundamentalmente en unos personajes que calan hondo en el espectador y sus extrañas relaciones, todos ellos gozando de magníficas interpretaciones, desde una sorprendente Nicole Kidman en un papel poco probable para una estrella de su altura, pasando por una sensacional Jennifer Jason Leigh que sigue demostrando su valía interpretativa o un extravagante Jack Black que borda a un ser sicótico y patético, un auténtico freak del que incomprensiblemente se ha enamorado la hermana de la protagonista.

Los más puristas probablemente echen pestes de esta cinta pero no defraudará a los seguidores del cine independiente y experimental basado en las relaciones humanas ni a los amantes de películas llenas de personajes estrambóticos.

Lo mejor: El abrupto montaje.

Lo peor: Tratar de identificarse con algún personaje.

Valoración (de 0 a 5): 3

LOS PERROS DORMIDOS MIENTEN (2006)

26 julio 2008

Sleeping dogs lie. USA. 2006. Director y guionista: Bob Goldthwait. Productor: Martín Pasetta. Fotografía: Ian S. Takahasi. Música: Gerald Brunskill. Intérpretes: Melinda Page Hamilton, Bryce Johnson, Geoff Pierson, Colby French, Jack Plotnick. 87 min.

Esta irregular comedia nos presenta a una simpática joven, adorada por sus padres y por su encantador novio, pero que en su pasado cometió un desliz con su mascota canina. Todo irá bien hasta el día en que dicho asunto sale a la luz, momento a partir del cual su vida comenzará a desmoronarse.

Se trata de una comedia romántica más o menos al uso, con líos de pareja, unos padres peculiares, un hermano rarito… pero cuyo nudo argumental resulta de una incorrección nada habitual en una producción de este tipo. Además, el tema en cuestión se trata abiertamente en la película mediante un lenguaje que sorprende por su naturalidad y que puede provocar el rechazo de los espectadores más conservadores, eso sí, sin llegar al mal gusto de una cinta de los Farrelly.

En lo que al guión se refiere la cinta se muestra bastante irregular, con algunos altibajos que se subsanan mediante las escenas más atrevidas que provocan la carcajada. Los personajes tampoco están muy bien desarrollados, resultando la mayoría demasiado previsibles, pero cumplen su cometido sin demasiados problemas. A destacar la actriz protagonista, Melinda Page Hamilton, que lleva el peso de la cinta y resulta muy convincente en un papel en el que mezcla la inocencia y simpatía con una cierta picardía. Si bien los momentos divertidos están bastante bien resueltos, la cinta decae cuando se coquetea con el drama, de lo que se abusa en exceso en la parte final.

En definitiva, nada del otro jueves pero por encima de la media de las comedias al uso gracias a su atrevimiento en tratar un tema tan peliagudo con tal naturalidad y salir bien parada del envite.

Lo mejor: La primera e incorrectísima escena.

Lo peor: El hermano y su colega.

Valoración (de 0 a 5): 2