Archive for the ‘TV’ Category

MUJERES DESESPERADAS: TEMPORADA 4 (2007/08)

18 junio 2008

Desperate housewives: Season 4. USA. 2007/08. Creador: Marc Cherry. Intérpretes: Teri Hatcher, Eva Longoria, Felicity Huffman, Marcia Cross, Ricardo Chavira, Nicollette Sheridan, James Denton, Andrea Bowen, Doug Savant, Kyle MacLachlan, Joy Lauren, Shawn Pyfrom, Dana Delany, Lyndsy Fonseca, John Slattery. 17 episodios de 40 minutos cada uno.

Refrescante nueva temporada de estas maravillosas mujeres tras una tercera temporada en la que la serie parecía haberse estancado perdiendo algo de interés. A los embarazos de Susan y Bree (uno real y el otro no), la grave enfermedad de Lynnette y el matrimonio fracasado de Gabrielle con el político Victor Lang como temas principales, hay que sumar la aparición de una nueva inquilina en el vecindario que, junto a su atractiva hija y su despistado nuevo marido, va a dar mucho juego a lo largo de la temporada. Se trata de un personaje que regresa a Wisteria Lane tras un pasado misterioso con malos tratos de por medio y que se integrará de forma rápida aunque bastante conflictiva en el núcleo duro de la serie.

Los episodios recuperan esa frescura de los primeros capítulos con algunas escenas especialmente destacadas, brillando en general más la parte cómica y corrosiva que los momentos dramáticos. Quizá la parte más floja la protagonice la pareja formada por Susan y Mike, la primera con un humor basado en su torpeza que ya está muy visto y el segundo como un personaje anodino que aporta muy poco a la serie. El resto de personajes, sin embargo, destacan enormemente sabiendo los guionistas sacar partido de las rocambolescas situaciones en las que se ven envueltos. Entre todos ellos yo destacaría el gran trabajo de Kyle MacLachlan como Orson, el nuevo marido de Bree, un personaje extraño y entrañable a la vez.

Como en las anteriores temporadas, la introducción y conclusión de cada episodio resultan siempre acertadísimas, con esa maravillosa voz en off femenina que resume de forma perfecta cada capítulo sacando sus propias conclusiones.

Una brillante temporada que reactiva la serie de forma inesperada y nos deja con hambre de nuevos capítulos.

Lo mejor: El episodio del tornado.

Lo peor: El asunto de Mike y las drogas.

Valoración (de 0 a 5): 3,5

HEROES: TEMPORADA 2 (2007)

17 junio 2008

Heroes season 2. USA. 2007. Creador: Tim Kring. Intérpretes: Hayden Panettiere, Jack Coleman, Sendhil Ramamurthy, Masi Oka, James Kyson Lee, Milo Ventimiglia, Greg Grunberg, Ali Larter, Adrian Pasdar, Ashley Crow, Zachary Quinto, Cristine Rose, Jimmy Jean-Louis, Nicholas D’Agosto, Dania Ramírez, Stephen Tobolowsky, David Anders, Leonard Roberts. 11 capítulos de 40 minutos cada uno.

Nos encontramos ante la segunda temporada de esta serie de éxito y en ella se van a repetir los esquemas de la primera tanda de episodios, manteniendo el espíritu de un cómic de superhéroes en el cual se han reducido la acción y diversión a favor de demasiada trascendencia y seriedad.

La mayoría de los personajes repiten, a los que hay que sumar la aparición de alguno nuevo aunque de escasa importancia, como la joven capaz de imitar todo aquello que ve o la pareja de hermanos inmigrantes sudamericanos capaces de realizar auténticas masacres. En cualquier caso se trata de aportaciones no muy originales ni destacadas, lo que indica una cierta falta de ideas en el equipo de guionistas.

Tampoco aparece nada nuevo en la trama general de la temporada. Siguen las conspiraciones que cuanto más enrevesadas resultan menos interesan al espectador. Tan solo destaca por su originalidad la historia de Hiro Nakamura en el Japón feudal, donde le aguarda una divertida sorpresa cuando conozca la verdadera identidad de su héroe de la infancia.

Como comentaba más arriba, el espíritu de cómic de superhéroes sigue estando presente en cada capítulo, pero se echa de menos la tensión que se mascaba en la primera temporada cuando se nos iban dando pistas de lo que iba a ocurrir a través de las pinturas de Isaac Mendez y de los viajes en el tiempo de Nakamura. De hecho, se recuperan para esta segunda temporada algunos cuadros del pintor visionario en un intento de crear la misma expectación, pero con un resultado mucho más discreto. Otros personajes se encuentran totalmente anquilosados y parecen meros rellenos como el soso detective telépata Parkman o la atractiva Nikki Sanders. Tampoco la recuperación del villano Sylar tiene gran repercusión pese a que todos lo dábamos por desaparecido al terminar la temporada anterior.

En resumidas cuentas, una repetición de los esquemas ya vistos en la primera temporada de manera bastante descafeinada, sin una trama general que enganche ni episodios que dejen huella en el espectador. Pese a ello asegura el entretenimiento de toda la familia.

Lo mejor: Nakamura y su colega Adam Monroe.

Lo peor: El pesado de Noah Bennett.

Valoración (de 0 a 5): 2

24 TEMPORADA 1 (2001/02)

31 marzo 2008
tmp01-24-season-1.jpg

24 season 1. USA. 2001/02. Creadores: Robert Cochran y Joel Surnow. Intérpretes: Kiefer Sutherland, Leslie Hope, Sarah Clarke, Elisha Cuthbert, Carlos Bernard, Dennis Haysbert, Glenn Morshower, Jude Ciccolella, Eric Balfour, Xander Berkeley, Penny Johnson, Daniel Bess, Dennis Hopper. 24 episodios de 42 minutos cada uno.

Jack Bauer, jefe de la unidad antiterrorista de Los Angeles, deberá salvar la vida del senador y candidato a la presidencia de los Estados Unidos, David Palmer, de un inminente ataque terrorista. A la vez, la vida de su mujer e hija están en peligro y agentes de su departamento son sospechosos de estar implicados en ambos hechos.

Esta popular serie cuenta con una trama que, inicialmente, resulta bastante poco original y suena a muy vista, pero la estructura narrativa de los episodios así como el ritmo trepidante de cada capítulo consiguen convertirla en una de las más brillantes series de la historia de la televisión. Cada capítulo está construido de manera que transcurra en tiempo real para el espectador, dando comienzo la serie a las 12 de la noche del día de las elecciones primarias en el estado de California y terminando el 24º capítulo a la misma hora del día siguiente. Y la idea funciona asombrosamente bien, con constantes relojes y referencias horarias de los personajes que nos van indicando en qué momento del día nos encontramos y en qué momento van a ocurrir determinados acontecimientos. Si a ello unimos la habilidad de los guionistas de simultanear diversas historias, todas ellas interrelacionadas, utilizando el efecto de la pantalla múltiple de forma muy acertada, se consigue una emoción y tensión que pocas series han sabido igualar. Todo esto se ve favorecido por el esfuerzo de los creadores en dotar de verosimilitud y coherencia narrativa a los acontecimientos, aunque hay que decir que en la parte final de la temporada se les va un poco de las manos con ciertas situaciones un tanto exageradas y algún giro de guión demasiado rebuscado.

Otro valor importantísimo en el éxito de la serie son unos personajes magníficos, con personalidades bien definidas, e interpretados de manera magistral por el conjunto de los actores. Kiefer Sutherland borda el papel de Jack Bauer como absoluto protagonista, un agente implacable y con las ideas sumamente claras, que se mueve sin parar en una carrera contrarreloj para salvar a sus seres queridos. También son muy destacables Dennis Haysbert como el senador David Palmer y el elenco femenino interpretado por Leslie Hope como la mujer de Bauer, la bella Elisha Cuthbert como su hija y Sarah Clarke como la compañera y ex-amante del protagonista.

Técnicamente impecable, se trata de una serie del agrado de masas que cuenta con un guión estupendamente construido y un suspense que obliga a consumir un capítulo tras otro sin parar. Una perfecta combinación entre acción, emoción y calidad.

Lo mejor: La coherente simultaneidad de las historias.

Lo peor: El síndrome de abstinencia que crea en el espectador al finalizar la serie.

Valoración (de 0 a 5): 4

PRISON BREAK TEMPORADA 3 (2007)

17 marzo 2008
prison-break.jpg

Prison break season 3. USA. 2007. Creador: Paul Scheuring. Intérpretes: Wentworth Miller, Dominic Purcell, Robert Knepper, Jodi Lyn O’Keefe, Chris Vance, Robert Wisdom, Danay García, William Fichtner, Wade Williams, Amaury Nolasco, Marshall Allman. 13 capítulos de 40 minutos.

La tercera temporada de esta adictiva serie nos sitúa en una prisión panameña llamada Sona en la que se ven internados el inevitable protagonista Michael Scofield (Wentworth Miller) junto a los habituales T-Bag, Mahone y Bellick. Allí dentro deberá localizar a un tal James Whistler y ayudarle a escapar, ya que en caso contrario serán asesinados su novia la doctora Tancredi y su sobrino L.J., los cuales están secuestrados por una banda mafiosa. Desde fuera de la cárcel Lincoln Burrows, hermano del protagonista, junto a la novia de Whistler tratarán de ayudar a Scofield en su cometido.

Tras el éxito de la primera entrega que transcurría en una prisión en su totalidad, y viendo que la saga se deshinchaba en la segunda parte al sacar a los protagonistas a la calle, esta tercera temporada nos devuelve a una cárcel y a un plan de fuga, aunque dando el toque exótico de sacar a nuestros protagonistas de los Estados Unidos y de tratarse de una prisión absolutamente salvaje, sin carceleros en su interior, dejada en manos de los presos que se rigen allí dentro bajo sus normas. Como consecuencia de ello aparecerán nuevos personajes como el Lechero (Robert Wisdom), el líder de la prisión junto a su séquito de matones, o el mencionado James Whistler (Chris Vance) a quien deberán ayudar a escapar. Esto va a conferir a la serie una cierta frescura en los primeros capítulos, que rápidamente se convertirá en rutina ante el poco juego que da la situación.

Más interesante resulta la parte externa a la prisión, donde el torpe Lincoln Burrows (Dominic Purcell) tendrá que lidiar con la mala más terrorífica de la televisión desde los tiempos de la “lagarta” Diana de la mítica serie V (Kenneth Johnson, 1983). Se trata de Susan B. Anthony (Jodi Lyn O’Keefe), una extorsionadora capaz de las atrocidades más despiadadas con tal de conseguir sus objetivos.

La rutina de los episodios sigue el esquema de las entregas anteriores, con acción a raudales, sorpresas continuas, giros inesperados en el guión y situaciones aparentemente irresolubles al final de cada capítulo que, pese a lo poco creíbles que pueden resultar, crean una adicción en el espectador que muy pocas series han logrado jamás.

Droga pura inyectada en vena que nos hace disfrutar pese a repetirse en exceso y abundar las situaciones poco realistas.

Lo mejor: La malvada Susan B. Anthony.

Lo peor: Su inverosimilitud.

Valoración (de 0 a 5): 2,5