¡SOY UN PELELE! (2008)

16 octubre 2008

¡Soy un pelele! España. 2008. Director: Hernán Migoya. Guionistas: Hernán Migoya y Joan Ripollés. Productor: Pedro Doménech. Fotografía: Bernat Bosch. Música: Refree. Intérpretes: Roberto Sanmartín, Rosa Boladeras, Liberto Rabal, Carles Flaviá, Héctor Claramunt, Paco Calatrava, Jordi Ordóñez. 90 min.

Siempre he respetado al señor Migoya. Su trabajo como redactor jefe de la desparecida mítica revista de comics El Víbora consiguió revitalizar una publicación que caminaba hacia su funeral y su labor en Ediciones La Cúpula hizo que pudiéramos disfrutar en nuestro país de dibujantes tan interesantes como Daniel Clowes o Peter Bagge. Su labor como guionista y escritor me parece más discreta, pero en ningún caso hacía presagiar que pudiera llegar a perpetrar un engendro como el que nos ocupa.

El argumento es lo de menos, una mera excusa para plantear una serie de situaciones supuestamente graciosas que no podían estar rodadas con peor estilo. Roberto Sanmartín interpreta un despótico director de cine que ha perdido la memoria volviéndose amable y educado. Dicha situación será aprovechada por su ayudante guionista (Rosa Boladeras) para seducirlo y sacar provecho profesional de la misma.

Este argumento, carente de toda originalidad, es llevado a la pantalla con una falta de talento alarmante. El humor es forzado y carente de toda gracia. Las escenas están alargadas de manera que pierden todo el interés y gracia que pudieran tener (la escena de la meada interminable es totalmente inenarrable). Los actores parecen salidos de vídeos caseros del Youtube. La dirección y el montaje parecen realizados por alguien que no ha visto una película en su vida.

En definitiva, una serie de despropósitos que dejan la saga de Torrente, a la cual parece querer imitar, a la altura de obra maestra. Lo triste es que la película no consigue hacer reír, no es capaz de provocar, carece de acidez… en definitiva no nos ofrece nada de lo que su presuntuoso director nos ha querido vender. No sé si Migoya tendrá alguna justificación para este desastre, pero más vale que se dedique a otros menesteres antes de volver a protagonizar otro ataque terrorista contra los aficionados al cine. Y a todo esto, ¿a qué santo se proyecta en Sitges este engendro?

Lo mejor: Los carteles de cine del piso del protagonista.

Lo peor: Todo lo demás.

Valoración (de 0 a 5): 0

Anuncios

SURVEILLANCE (2008)

15 octubre 2008

Surveillance. USA – Alemania. 2008. Directora: Jennifer Chambers Lynch. Guionistas : Jennifer Chambers Lynch y Kent Harper. Productores: Kent Harper, Marco Mehlitz y David Michaels. Fotografía: Peter Wunstorf. Música: Todd Bryanton. Intérpretes: Julia Ormond, Bill Pullman, Pell James, Ryan Simpkins, French Stewart, Kent Harper, Kyle Biere, Hugh Dillon, Gill Gayle. 93 min.

Nunca he aguantado las películas tramposas. Me cuesta aceptar que se juegue con el espectador, que se oculten datos cruciales que se desvelan en la recta final, que existan giros inesperados… pero lo que no soporto es que se tome el pelo al espectador. Así pues, con mucho miedo entré en la sala a ver el segundo trabajo de la hija del sr. Lynch después de la estafa que supuso su estreno como directora con Mi obsesión por Helena (1993), una cinta donde la palabra tramposa se quedaba muy corta. Pero nada menos que 15 años han pasado desde que la hijísima nos estafara, así que valía la pena darle una nueva oportunidad. Y hay que decir que la película no supone el fraude de la anterior, pero cae en los mismos defectos de hace 3 lustros ofreciéndonos imágenes impactantes y creándonos grandes expectativas para acabarse saliendo por la tangente.

La película nos cuenta la investigación que llevan a cabo dos agentes del FBI para detener a un asesino en serie mediante el interrogatorio de varios testigos que han sido víctimas del psicópata: una familia, una pareja de jóvenes alocados y un par de policías corruptos. La directora, tratando de imitar el estilo de papuchi, realiza un montaje bastante impactante a partir de los testimonios de los afectados, el cual empieza de forma bastante interesante al construirse la historia a partir de tres puntos de vista diferentes pero cayendo en la linealidad con el transcurso de los minutos sin saber aprovechar la situación creada.

En el festival se han podido escuchar comentarios en los que se defendía la película argumentando que ofrece una interesante crítica de la corrupción policial, que posee una estructura original y rompedora, que se aleja de la comercialidad gracias a su estructura y atrevimiento, pero en mi opinión detrás de la espectacularidad de sus imágenes la cinta no hace más que caer en un tópico tras otro para acabar dando gato por liebre en un giro que, más que inesperado, resulta absurdo e indignante.

Técnicamente la película es impecable, contando con una fotografía y banda sonora capaces de absorber al espectador. Además cuenta con unas buenas interpretaciones, especialmente de la pareja protagonista con un sensacional Bill Pullman, sobrio y muy creíble, y una Julia Ormond que, a pesar de las incongruencias de su personaje, ofrece una gran interpretación llena de misterio y seducción.

Con sus defectos es una película que puede gustar al gran público, especialmente a aquellos menos experimentados en este tipo de producciones, pero resulta incomprensible que sea la ganadora de un festival como el de Sitges donde todos los años se proyectan varias películas de este pelaje que pasan sin pena ni gloria, y donde es venerado un autor como David Lynch por lo que es cuanto menos sorprendente que se pueda premiar a una burda imitadora de su cine como ha resultado ser su hija.

Lo mejor: Su poderío visual.

Lo peor: Que se engañe al espectador.

Valoración (de 0 a 5): 2

FESTIVAL DE SITGES 2008: CONCLUSIONES

12 octubre 2008

Finalizó la 41ª edición del festival de cine fantástico de Sitges (me sigo negando a usar la reciente denominación de festival de cine internacional de Catalunya). Y no se puede decir que esta edición vaya a pasar a la historia por el alto nivel de sus películas a competición. La verdad es que el gran nivel del año pasado era difícil de igualar, pero esta edición ha quedado demasiado por debajo de la anterior, especialmente en lo que al cine español se refiere. Si en la 40ª edición se llegó a hablar de una prometedora generación de directores nacionales jóvenes especializados en el terror con la presencia de suculentos títulos como fueron Rec (Plaza-Balagueró, 2007), El orfanato (J.A. Bayona, 2007), La habitación de Fermat (Sopeña-Piedrahita, 2007) o El rey de la montaña (Gonzalo López-Gallego, 2007), este año la presencia española ha sido especialmente nefasta, con títulos que en su mayoría no servirían ni como telefilmes vespertinos. Tan solo me atrevo a recomendar la divertida Sexykiller, morirás por ella (Miguel Martí, 2008), una ingeniosa parodia de los films de psicokillers y de zombis que hizo las delicias de los fans del género. Con el resto mejor correr un tupido velo, salvo con la correcta Ramírez (Albert Arizza, 2008) que demuestra como sacar buen partido de un presupuesto mínimo. Esperemos que los frutos de la excelente cosecha del año pasado se recojan en futuras ediciones.

En lo que al cine internacional se refiere, personalmente me quedo con la gélida Let the right one in (Thomas Alfredson, 2008), una especie de cuento para niños con vampiros de por medio, y las dos propuestas coreanas de la sección oficial, el libre remake oriental del clásico de Sergio Leone titulado The good, the bad, the weird (Kim Jee-woon, 2008) y el original thriller The chaser (Na Hong-jin, 2008). Dentro de esta sección oficial también destacó Blindness (Fernando Meirelles, 2008), con gran éxito entre el público del festival en una propuesta más cercana al cine social que al fantástico.

Las películas con polémica tampoco faltaron en el festival, especialmente con la francesa Martyrs (Pascal Laugier, 2008) una película en la que se muestra la tortura de forma bastante cruda y para la cual se habilitó una ambulancia en la salida del Auditori como parte del circo mediático. Lo cierto es que bastante gente abandonó la sala durante la proyección y se llegó a comentar por los pasillos que una persona vomitó a la salida (aunque no sabemos si debido a la película o a otras causas desconocidas). Tampoco exenta de polémica estuvo Eden lake (James Watkins, 2008), donde la violencia explícita viene de la mano de una pandilla de adolescentes. En ambos casos hay que decir que se habló más de ellas por su polémica que por su calidad intrínseca.

Fuera de concurso se pueden destacar obras como Rocknrolla (Guy Ritchie, 2008), con un ritmo trepidante que puso patas arriba el auditorio, o la pomposa Repo! The genetic opera (Darren Lynn Bousman, 2008), cuya proyección estuvo rodeada de polémica al someter sin previo aviso al público a un registro exhaustivo en la entrada para evitar la captura de imágenes de la cinta. De hecho, la proyección matutina de la película fue suspendida con la gente en la sala por orden de la distribuidora de la cinta, lo que provocó un gran malestar entre los asistentes. Dentro de las secciones restantes podemos destacar películas como la sobria Sauna (Antti-Jussi Annila, 2008) o la sorpresa que se nos dio el último día con la proyección de lo nuevo de Miyazaki, Ponyo on the cliff by the sea.

El palmarés, como viene siendo habitual, está lleno de polémica. Los principales premios del festival han sido los siguientes:

OFICIAL FANTÀSTIC (Jurado compuesto por Marina Anna Eich, Alex Gorina, Umberto Lenzi, David Pirie, Fred Williamson):

Mejor película: Surveillance, de Jennifer Lynch.

Premio Especial del Jurado: Eden Lake, de James Watkins.

Mejor Director: Kim Jee-woon, por The Good, The Bad, The Weird.

Mejor Actor: Brian Cox, por Red.

Mejor Actriz: Semra Turan, por Fighter.

Mejor Guión: Alexis Alexiou, por Tale 52.

Mejor Fotografía: Angus Hudson, por The Broken.

Mejor Diseño de Producción: Tulé Peak, por Blindness.

Mejor Maquillaje: Bendit Lestang y Adrien Morot, por Martyrs.

Mejores Efectos Especiales: Kim Wook, por The Good, The Bad, The Weird.

Mejor Banda Sonora Original: Kenji Kawai, por The Sky Crawlers.

Mejor Cortometraje: Next Floor, de Denis Villeneuve. (Mención especial a Centigrade de Collin Cunningham).

Premio del público a la Mejor Película: Blindness, de Fernando Meirelles.

SECCION NOVES VISIONS:

Mejor Película: Los Bastardos, de Amat Escalante.

Mención Especial: God’s Puzzle, de Takashi Miike.

Diploma Película No Ficción: Religulous, de Larry Charles.

Diploma Película Discovery: Ramírez, de Albert Arizza.

SECCION ORIENT EXPRESS:

Mejor Película: The Chaser, de Na Hong-jin.

SECCION ANIMA’T:

Mejor Largometraje de Animación: From Inside, de John Bergin.

Mejor Cortometraje de Animación: The facts in the case of Mr. Hollow, de Rodrigo Gudiño & Vincent Marcone.

SECCION MELIES:

Méliès de Plata a la Mejor Película Europea: Martyrs, de Pascal Laugier.

Méliès de Plata al Mejor Cortometraje Europeo: Afterville, de Fabio Guaglione & Fabio Resinaro.

En mi opinión, el palmarés ha vuelto a hacer un flaco favor al festival, premiando cintas mediocres y olvidando las que el público y la mayoría de la crítica mejor valoró. Me parece lamentable que en los últimos tres años las películas premiadas hayan sido Requiem, The fall y Surveillance cuando las cintas ganadoras podrían haber sido, por poner un ejemplo, The host, Rec y Let the right one in. Ahora bien, todo esto es solo una opinión por lo que está todo el mundo invitado a realizar sus valoraciones en los comentarios. Eso sí, en los próximos post seguiremos desgranando las películas visionadas durante el festival.

Nos vemos en Sitges 2009!

SAUNA (2008)

9 octubre 2008

Sauna. Finlandia. 2008. Director: Antti-Jussi Annila. Guionista: Iiro Küttner. Productores: Jesse Fryckman y Tero Kaukomaa. Fotografía: Henri Blomberg. Música: Panu Aaltio. Intérpretes: Ville Virtanen, Tommi Eronen, Rain Tolk, Sonja Petäjäjärvi, Kati Outinen, Taisto Reimaluoto, Vilhelmiina Virkkunen, Ismo Kallio. 83 min.

Esta intensa película, enclavada en la sección oficial Meliés a competición del festival de cine de Sitges 08, nos sitúa en una zona indefinida entre Suecia y Rusia a finales del siglo XVI. Allí un grupo de soldados se encargará de trazar la nueva frontera tras finalizar la guerra entre ambos países. En su deambular, la expedición irá a parar a una misteriosa aldea que no figura en los mapas y donde nada es lo que parece.

Bajo una impecable dirección y una magnífica ambientación, el director finlandés Anti-Jussi Annila nos ofrece un crudo alegato contra la guerra y las barbaridades que el ser humano es capaz de cometer bajo determinadas circunstancias. Tras un crudo arranque donde se nos muestra a unos personajes amorales y endurecidos en el campo de batalla, el paso de los minutos nos arrastra a un progresivo cambio de género, pasando del cine bélico e histórico con el que se inicia la cinta hacia terrenos sobrenaturales donde el terror puro se apodera de los personajes. Pese a lo chocante que todo esto pueda parecer, la transición está perfectamente hilvanada resultando convincente dado su sentido metafórico, y consiguiendo transmitir el miedo y sufrimiento de los protagonistas plenamente en el espectador mediante una intensidad que para sí quisieran muchos filmes de género.

Mención a parte hay que hacer de una excelente fotografía y banda sonora que, especialmente en el tramo final, es capaz de poner los pelos de punta al espectador junto a unas imágenes capaces de helar la sangre a cualquiera.

Lo mejor: El escalofriante final que no podía ser de otra manera.

Lo peor: En determinados momentos puede resultar de una excesiva aspereza.

Valoración (de 0 a 5): 3

DANTE 01 (2008)

9 octubre 2008

Dante 01. Francia. 2008. Director: Marc Caro. Guionistas: Marc Caro y Pierre Bordage. Productor: Richard Grandpierre. Fotografía: Jean Poisson. Música: Raphael Elig y Eric Wenger. Intérpretes: Lambert Wilson, Linh Dan Pham, Dominique Pinon, Yann Collette, Bruno Lochet, François Levantal, Simona Maicanescu, Gérald Laroche. 88 min.

El regreso de Marc Caro a la dirección tras más de 10 años de ausencia nos presenta una historia fantástica situándonos a bordo de una estación espacial utilizada como prisión de alta seguridad para criminales con problemas mentales, los cuales son sometidos a cuestionables experimentos por parte de una exótica científica (Linh Dan Pham). A dicho lugar llegará un nuevo recluso denominado San Jorge (Lambert Wilson), un misterioso personaje con el extraño poder de sanar las heridas físicas y mentales de sus compañeros.

El ambiente claustrofóbico y la atmósfera opresiva de la nave espacial a la que nos somete el director francés, y que nos trae a la cabeza escenas de la mítica Alien (Ridley Scott, 1979), es sin duda lo mejor de un film cuyas pretensiones filosófico-teológicas dejarán descolocado a más de un fan del género. El transcurso de la cinta es excesivamente lento, con un arranque demasiado alargado y unos personajes que no aportan demasiado ni llegan a despertar nuestro interés. Pocas son las escenas que queden en nuestra mente al concluir la película ante un guión bastante insustacial. Tan solo llama la atención la recta final del film, que es cuando la cosa se anima dando un desconcertante giro el tono de la cinta. Desgraciadamente, la excesiva pretenciosidad del excompañero de Jean-Pierre Jeunet con unas referencias demasiado evidentes a la homenajeada este año en Sitges, 2001 una odisea en el espacio (Stanley Kubrick, 1968), hace que la película acabe naufragando ante la falta de consistencia de la misma.

Lo mejor: El poderío visual de Caro.

Lo peor: Gran pomposidad con vacío interior.

Valoración (de 0 a 5): 1,5

100 FEET (2008)

7 octubre 2008

100 feet. USA. Director y guionista: Eric Red. Productores: Sarah Black, Ed Elbert y Jonathan Sanger. Fotografía: Ken Kelsch. Música: John Frizzell. Intérpretes: Famke Janssen, Bobby Cannavale, Ed Westwick, Michael Paré, John Fallon, Patricia Charbonneau, Kevin Geer. 105 min.

Innecesariamente programada como sesión especial en el festival de Sitges, esta ridícula producción del debutante Eric Red nos coloca a la escultural Famke Janssen recluida en un caserón tras haber dado muerte a su violento marido. Aprovechándose de la situación un malvado fantasma la maltratará sin que ella pueda salir de la casa.

El argumento puede tener una cierta gracia, sobre todo cuando descubrimos la previsible identidad del fantasma, pero el guión se queda en la anécdota y la película podría pasar perfectamente por cualquier producción de las que se emiten en Antena 3 los domingos tras la comida.

No hay nada destacable en esta absurda película donde todo está más que visto, no hay sustos, no hay humor y el aburrimiento se apodera del espectador. Absolutamente prescindible, ni siquiera como curiosidad del aficionado al género. 

Lo mejor: El cuerpo de la Janssen.

Lo peor: Que el festival de Sitges se ofrezca a proyectarla.

Valoración (de 0 a 5): 0,5

TRANSSIBERIAN (2008)

6 octubre 2008

Transsiberian. Gran Bretaña – Alemania – España – Lituania. 2008. Director: Brad Anderson. Guionistas: Brad Anderson y Will Conroy. Productor: Julio Fernández. Fotografía: Xavi Giménez. Música: Alfonso Vilallonga. Intérpretes: Woody Harrelson, Emily Mortimer, Kate Mara, Eduardo Noriega, Thomas Kretschmann, Ben Kingsley, Samantha Morton. 111 min.

Estrenada fuera de concurso en la sección Fantàstic del presente festival de Sitges, el nuevo trabajo del cumplidor Brad Anderson podría definirse con una rail-movie en la que seguiremos a una pareja (Harrelson y Mortimer) en su viaje desde Pekín hasta Moscú a bordo del mítico tren Transiberiano. En dicho ferrocarril entablarán amistad con una joven pareja que parece esconder más de un secreto (Noriega y Mara).

Se trata de una película interesante, bien construida, narrada e interpretada. Muy correcta, quizás demasiado lo que le confiere un cierto engarrotamiento que no la deja fluir con naturalidad y en la que no se asume ningún riesgo. Anderson se muestra excesivamente academicista y ofrece una buena película apostando por lo seguro, de manera que nadie pueda salir decepcionado pero a su vez sin conseguir entusiasmar a nadie, todo lo contrario que con su anterior film El maquinista (2004), donde el riesgo se asumía en cada plano.

El sentimiento de culpa vuelve a ser el leitmotiv de la cinta, cuya carga recae sobre una sufrida Emily Mortimer que realiza una brillante interpretación. Misteriosa se muestra Kate Mara y algo más flojo el reparto masculino, con un Woody Harrelson bastante insoportable y un Eduardo Noriega que se pasa la película al borde de chirriar con su interpretación pero que sobrevive al envite y acabamos creyéndonoslo.

Contenida y bien narrada, salvo quizás en la recta final, esta nueva cinta de la factoría Filmax mantiene el interés durante su metraje y cumple su función con corrección pero no propone nada que no hayamos visto ya ni consigue emocionarnos más de lo imprescindible.

Lo mejor: La interpretación de Emily Mortimer.

Lo peor: Su excesiva corrección formal.

Valoración (de 0 a 5): 2,5

REFLEJOS (2008)

2 octubre 2008

Mirrors. USA – Rumanía. 2008. Director: Alexandre Aja. Guionistas: Alexandre Aja y Gregory Levasseur, basados en el guión de Sung-ho Kim para la película El otro lado del espejo. Productores: Alexandre Aja, Gregory Levasseur, Alexandra Milchan, Marc Stenberg y Moritz von der Groeben. Fotografía: Máxime Alexandre. Música: Javier Navarrete. Intérpretes: Kiefer Sutherland, Paula Patton, Cameron Boyce, Erica Gluck, Amy Smart, Mary Beth Peil, Jason Flemyng. 110 min.

El esperado regreso de Alexandre Aja, enfant terrible del terror galo, nos traslada de nuevo a los Estados Unidos donde conoceremos a un ex-policía que ahora trabaja como guardia de seguridad de un centro comercial. Durante sus guardias comenzará a ver cosas raras en los espejos que poco a poco irán poniendo en peligro su vida y la de su familia.

Después del buen sabor de boca que nos dejaron con la cruda aunque algo tramposa Alta tensión (2003) y de dar una lección de cómo debe realizarse un remake de un clásico del terror de discutible calidad con Las colinas tienen ojos (2006), la pareja Aja – Levasseur decepciona con su revisión de la película surcoreana El otro lado del espejo (Sung-ho Kim, 2003) al construir una cinta correcta, dotada de buen ritmo y bien rodada pero totalmente anodina, incapaz de sorprender, asustar o intrigar y que no aporta absolutamente nada al género.

Poco diferencia a esta producción de otros remakes del cine de terror oriental que tanto proliferan en nuestros días en el mercado norteamericano. La salvan de la quema el siempre interesante Kiefer Sutherland y el potente pulso narrativo de Aja. Pero el resto son un cúmulo de tópicos que acaban por agotar la paciencia del sufrido espectador. El guión nos lo sabemos de pé a pá tan solo iniciarse la trama, quedándonos tan solo la intriga de saber los motivos exactos por los que pululan esos fantasmillas por los espejos.

Correcta aunque insulsa, lo que representa un patinazo del parisino ya que de él esperamos mucho más, y del que deseamos que se recomponga con su anunciada nueva versión de la mítica Piraña (Joe Dante, 1978).

Lo mejor: La muerte en la que se deja con la boca abierta a la víctima.

Lo peor: La continua sensación a ya visto.

Valoración (de 0 a 5): 1,5

FESTIVAL DE SITGES 2008

1 octubre 2008

¡Nos vamos a Sitges!

El gran festival del fantástico, terror y cine raro en general abre sus puertas mañana jueves con la esperada Reflejos (Alexandre Aja, 2008) y un cartel de más de cien películas divididas en las diversas secciones. Los platos fuertes del festival se podrán saborear en la sección oficial Fantàstic con 23 películas a concurso y otras 11 fuera de él. A destacar este año cintas como Martyrs de Pascal Laugier, que promete remover las tripas de más de uno,  Déjame entrar de Tomas Alfredson, una historia de vampiros elogiada por donde ha pasado o la francesa Vinyan de Fabrice du Weltz, un autor que sorprendió con la crudeza de Calvario (2004).

Además de esta sección oficial, los fans más insaciables podrán disfrutar de las secciones paralelas Midnight x-treme, con el cine más sangriento y desenfadado para altas horas de la madrugada, la sección oficial Fantàstic Meliès con lo mejor del fantástico europeo, la sección oficial Noves visions con nuevos talentos a descubrir, o las habituales Orient express dedicada al cine oriental de acción y terror, y Anima’t con lo mejor del cine de animación.

Un festival que está creciendo año tras año después de haber superado unas ediciones de cierta crisis donde se quiso despegar de sus fundamentos clásicos para abrirse a la comercialidad. Angel Sala sigue al mando de la nave y aunque va a ser difícil superar el elevado listón de calidad logrado en la edición de 2007, esperemos que las expectativas se cumplan y los aficionados logren saciar su hambre de cine de género con satisfacción. En cuanto a los homenajes, este año la cosa se centra en el 40º aniversario de 2001, una odisea del espacio, la obra maestra de Kubrick, que se proyectará en pantalla grande junto a otros clásicos de la ciencia ficción. También se homenajeará el 40º aniversario de El planeta de los simios (Franklin J. Schaffner, 1968) y de la genial La noche de los muertos vivientes (George A. Romero, 1968), incluyendo una marcha de zombis por las calles de la población.

Así pues, en las próximas reseñas esta página se va a centrar en los estrenos de nuestro festival favorito. Volverán los clásicos y el cine serio dentro de un par de semanas. Ahora a apagar la luz y disfrutar con el terror y la ciencia ficción. Para más información no dejen de visitar http://www.cinemasitges.com/es/

COBARDES (2008)

30 septiembre 2008

Cobardes. España. 2008. Directores y guionistas: José Corbacho y Juan Cruz. Productores: Julio Fernández y Tadeo Villalba hijo. Fotografía: David Omedes. Música: Pablo Sala. Intérpretes: Lluís Homar, Elvira Mínguez, Paz Padilla, Antonio de la Torre, Javier Bódalo, Eduardo Espinilla, Eduardo Garé, Ariadna Gaya, Maria Molins. 89 min.

José Corbacho y Juan Cruz regresan a la dirección cinematográfica tras la exitosa Tapas (2005) con una historia sobre acoso escolar, en la cual un adolescente es víctima de las burlas y agresiones de un grupito de compañeros capitaneados por el matón de la clase.

Lo que a priori podría haber sido una película interesante sobre un tema de actualidad y muy poco tratado en el cine, acaba resultando ser un film fallido, con una trama simplona que da la impresión de estar poco trabajada. Se echa en falta la frescura y atrevimiento de su ópera prima en esta cinta excesivamente academicista y dogmática, que si bien está plagada de buenas intenciones no acaba de funcionar.

La historia de acoso no resulta creíble en ningún momento. Por una parte la violencia y excesos que cometen los agresores resulta desmedida y poco creíble, a pesar de que los informativos nos lleguen a mostrar historias aún más exageradas. Por otra, la historia familiar del adolescente matón es de lo más tópico, con el padre tan políticamente correcto como poco conocedor de su hijo y la madre sufridora que protege a su retoño. Sonrojante llega a ser la historia de amor entre el joven acosado y una compañera, con un desenlace absolutamente increíble planeado entre ambos, y que resulta contradictorio con el resto de la cinta.

Para colmo las interpretaciones resultan de lo más flojo, especialmente en lo que a los adolescentes se refiere y donde se nota una falta de experiencia en la dirección de actores. Tan solo destacar a Antonio de la Torre, un actor que siempre cumple pese a que se encuentre algo encasillado.

En definitiva, poco más que un telefilme exhibido en pantalla grande que no logra alterar nuestros sentimientos pese a sus buenas intenciones.

Lo mejor: Atreverse con un tema complejo, actual y poco tratado.

Lo peor: No conseguir tocar la fibra sensible del espectador.

Valoración (de 0 a 5): 1,5